El tranvía no se necesita (al menos hoy)

Trazado del tranvía de Marcelo. En el sector hay 4 líneas de Metro, 1 de Metrobús y 1 de trolbuses enchulados. ¿Se necesita realmente un tranvía? Imagen: Metrópoli 2025

Pido disculpas por un título tan insulso y por la insistencia, pero creo que el tema lo amerita. Para ir de la estación Buenavista al Zócalo el peatón tiene varias opciones. La primera es tomar el Metro y bajarse en la estación Garibaldi, allí tomar la línea 8 hasta Bellas Artes, donde hay que hacer un nuevo trasbordo para tomar la línea azul y llegar al Zócalo. En total son 6 estaciones y 2 trasbordos para alrededor de 20 minutos de recorrido con un costo de 3 pesos. No me parece ni caro ni largo. El tiempo de viaje es prácticamente el mismo si uno en vez de bajarse en Garibaldi lo hace en Guerrero, donde se toma la línea 3 hasta la siguiente estación, Hidalgo, para de allí enfilar al Zócalo, a tres estaciones de distancia. Una tercera opción, 5 pesos más cara que las anteriores, es tomar el Metrobús en Buenavista y bajarse dos estaciones más adelante, en el Monumento a la Revolución, donde se puede tomar la línea azul hasta llegar a la monumental plancha de cemento capitalina. El transeúnte con poco dinero en el bolsillo puede obviar el tramo en Metrobús, que la distancia entre las estaciones Revolución y Buenavista es de sólo 750 metros, perfectamente caminable. El sistema de ViaDF recomienda esta última opción como la más rápida, pues sólo tomaría unos 19 minutos a un caminante promedio, prácticamente la nada misma en una ciudad como la de México.

Es cierto, el tranvía de Marcelo promete hacer este recorrido en un tiempo menor, evitando la molestia de los trasbordos, pero la letra chica de la promesa señala que esto depende en gran medida de que la ruta se encuentre despejada, es decir, que no haya mucha congestión ni que los muchachos del SME, Antorcha Campesina o del sindicato número 35 de TEPLEPLEMEX se les haya ocurrido hacer una marcha o plantón, lo que ocurre prácticamente todos los días. Recordemos, una de las gracias del tranvía es que comparte carriles de circulación con otros medios de transporte, ventaja muy valorada en ciudades que gozan de un tráfico relativamente predecible y fluido, pero que desaparece en urbes con tránsitos vehiculares más caóticos.

Insisto, el problema no es el tranvía, que sigue siendo un excelente medio de transporte, cómodo, no contaminante, y altamente recomendable para ciudades que poseen entornos arquitectónicos o urbanísticos que deben ser preservados de la presencia invasiva y excluyente de carriles confinados. Creo que era una muy buena opción para el centro histórico de la ciudad de México cuando el costo de la propuesta ascendía a 2 mil millones de pesos, tal como se estimó el año pasado. Cuando ese mismo costo subió por arte de birlibirloque (nótese lo clásico de la expresión) a 17 mil millones de pesos en un solo año la cosa dejó de ser aconsejable, que ese sospechoso presupuesto es una locura que ninguna ciudad ha pagado hasta la fecha, ni siquiera las más pudientes o despilfarradoras. Mientras no sea una urgencia – y queda claro que no lo es dada la gran cantidad de alternativas de transporte en el Centro Histórico – es mejor dar un buen carpetazo a la iniciativa, dejándola para tiempos mejores, cuando las graves necesidades de transporte del resto de la ciudad hayan sido resueltas. Sólo como referencia, los más de 1,300 millones de dólares que considera la idea de Ebrard son dinero suficiente para llevar a cabo las 8 líneas de Metrobús que le faltan para cumplir su promesa electoral de hace tres años y que ni en sueños va a tener listas al final de su mandato. Así las cosas, el proyecto de marras es impresentable, un capricho formulado sin ningún sustento técnico, que de materializarse condenará al más profundo olvido a problemas que requieren de respuestas menos espectaculares pero sí más efectivas.

(No sé por qué me acordé del famoso capítulo del monorriel de los Simpsons).

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 181 seguidores

%d personas les gusta esto: