¿Para qué sirve la silla de ruedas triple?

Para que al medio se siente el señor alcalde.

Para que a un lado se ubique el director de obras del municipio y al otro el director de tránsito. Todos amarrados.

Para que juntos salgan a recorrer las calles de su municipio ante la atenta mirada de los ciudadanos (única regla: estos últimos pueden mirar al trío, pero no ayudarlo en su paseo).

Para que los tres ilustres pasajeros entiendan que los espacios de circulación peatonal deben tener una cierta dignidad, que esa dignidad en gran parte se las da un ancho adecuado y la inexistencia de obstáculos que entorpezcan el libre desplazamiento de los usuarios.

Para que los tres vivan en carne propia la experiencia de miles de ciudadanos (votantes también) que cada día deben desplazarse por la ciudad sentados en un artefacto similar al de ellos. La perspectiva cambia de inmediato después de un solo viaje.

Para que después del recorrido arreglen todos aquellos lugares por donde no pudieron pasar o donde les fue imposible cruzar. 70 centímetros x 3 = 2 metros 10 centímetros libres; no es mucho lo que se está pidiendo, al menos en las calles principales. En las locales con un metro veinte centímetros alcanza.

Para mejorar la seguridad en cruces donde la regla primordial debe ser proteger la integridad del más desprotegido.

Para que desaparezcan de una vez por todas los puentes peatonales, solución a la medida del automóvil, pero no del transeúnte.

Para crear conciencia entre los que toman las decisiones que caminar en la ciudad debe ser una opción –una buena opción- y no una condena.

La idea de la silla de ruedas triple se la escuché a Enrique Peñalosa; no la he visto puesta en práctica, pero estoy más que seguro que sí funciona. Si los recursos no son muchos, se recomienda partir con al menos una silla para que el señor alcalde pueda salir a recorrer cada mañana la ciudad. Amarrado.

3 Comments on ¿Para qué sirve la silla de ruedas triple?

  1. Totalmente de acuerdo, es increíble que haya banquetas de 40 cm en las que tienes que bajar a la calle por que un árbol te impide el paso. Y ya ni hablar de la movilidad para personas discapacitadas

    • Y no olvidemos aquellas banquetas de generosa proporción que quedan reducidas a 75 cm por que en ellas se instalan vendedores ambulantes e incluso puestos fijos de comida

  2. Lo intentare poner en practica en mi comunidad, con una silla normal, y además personas comunes, quizá nos sencivilísimos, todos y logremos algo, gracias. León Felipe Eguia Lis

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 194 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: