El valor comercial de un montón de gente mirando a la izquierda

La calzada vehicular transformada en espacio de espera. El paradero es mero adorno publicitario

La calzada vehicular transformada en espacio de espera. El paradero es mero adorno publicitario

Al menos en esta parte del mundo los vehículos motorizados circulan por el carril de la derecha. Eso implica que, salvo rarísimas excepciones, cuando la gente espera un microbús lo hace siempre mirando hacia su izquierda, que es por donde la lógica indica que éste va a aparecer.

La misma lógica indica que, como la gente no mira a su derecha en estas circunstancias, resulta recomendable colocar publicidad en ese lado de los paraderos de transporte público. Esto permite financiar su construcción, mantenimiento, y dejar uno que otro peso en las arcas municipales.

Sin embargo, algún publicista perspicaz descubrió que la gente esperando locomoción colectiva, al dirigir la mirada hacia su izquierda, no ponía demasiada atención en la publicidad colocada a la derecha, y que éste era un despilfarro de ojos que nadie con un poco de visión comercial podría dejar pasar. Resultado: construir paraderos con publicidad a ambos lados, movida maestra que permite, utilizando la misma infraestructura, duplicar las ganancias. El único que no gana con este arreglín es quien espera el microbús –para quien se supone fue construido el paradero- que a cada rato debe asomarse hacia la calle para ver si viene el vehículo que lo sacará de aquel confinamiento publicitario. El refugio deja de ser tal, ya no protege del sol, de la lluvia ni del granizo, ni menos de los inescrupulosos que olvidan que en una ciudad respetuosa de sus habitantes es el mobiliario urbano el que da la oportunidad de colocar publicidad, y no al revés.

Palabras al cierre

Cuento aparte son los paraderos en series de dos, tres y hasta cuatro unidades colocadas una al lado de la otra. En Insurgentes hace cinco años que no circulan microbuses por la derecha, pero los paraderos –y su publicidad- siguen estando allí.

3 Comments on El valor comercial de un montón de gente mirando a la izquierda

  1. Siempre me he preguntado si existe una Norma Oficial Mexicana (NOM) para banquetas y paraderos, ¿sabes si hay tal cosa?

    • Rodrigo Díaz // 17 mayo 2011 en 9:02 am // Responder

      Todo me indica que no. Puede que haya recomendaciones de diseño, pero normas que regulen la instalación, dimensiones y características del mobiliario urbano en México (o al menos en el DF) tengo la impresión que no. Voy a averiguar en todo caso.

  2. yolanda arango // 24 mayo 2011 en 11:31 am // Responder

    En todas las rutas del metrobus, se han quedado los parabuses, y de cualquier forma siguen funcionando por si quieres tomar un taxi o protegerte de la lluvia, y aun existen en algunas calles las paradas que eran de la ruta 100, aunque no me acuerdo si tenían publicidad… aquí una foto: http://www.flickr.com/photos/vladimix/3414810557/in/photostream/

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 181 seguidores

%d personas les gusta esto: