Una violación a la ley cada 53 metros

Una violación a la ley cada 53 metros

Dice Ley para las Personas con Discapacidad del Distrito Federal:

Artículo 16.- El Programa de Desarrollo Urbano del Distrito Federal contendrá lineamientos generales para incorporar facilidades arquitectónicas y de señalización en la planificación y construcción de la infraestructura urbana de carácter público y privado a fin de facilitar el tránsito, desplazamiento y uso de estos espacios por las personas con discapacidad.

Me invitan al Foro Movilidad y Derechos Humanos a hablar sobre políticas públicas y legislación en materia de derecho a la movilidad en la Ciudad de México, y para ello decido hacer una pequeña investigación en terreno sobre discapacidad, espacio urbano y cumplimiento de la legalidad en el DF. Para ello camino los 3,300 metros que separan mi casa de la sede de la Comisión de Derechos Humanos de la capital, sede del evento. El resultado de mis observaciones es decidor, aunque para nada sorprendente: en este trayecto, hecho mayoritariamente en una zona considerada amable con el peatón, encontré no uno, sino 62 obstáculos insalvables para una persona que se desplaza en silla de ruedas. Dos obstáculos por cuadra, uno cada 53 metros. El recorrido termina frente a Comisión de Derechos Humanos, cuyo único aporte al entorno inmediato ha sido cambiarle el nombre a la estación de Metro que está a pocos pasos. El espacio que rodea el edificio es de una calidad miserable (cientos de ambulantes, microbuses, teléfonos públicos y jardineras), y eso que está frente a un parque maravilloso. Poca dignidad para un lugar que en su presencia física debiera ser un modelo del cumplimiento de los más elementales derechos ciudadanos.

Banquetas sin pavimentar, diferencias de nivel en la misma banqueta, cruces sin rampas, mobiliario obstruyendo los recorridos, y un largo etcétera que hacen de un simple trayecto una experiencia irrealizable para una persona con discapacidad motriz, a quien no le queda otra que arriesgar su vida desplazándose en el arroyo vehicular (la próxima vez que vea a alguien en silla de ruedas, mire fijamente por dónde se mueve). La mayoría de las veces el problema es tremendamente sencillo de solucionar (limpiar, pavimentar, rebajar), pero nadie lo hace. Cero interés para un tema que tan sólo en el DF afecta directamente a un cuarto de millón de personas, pero que jamás ha logrado colarse en la agenda pública.

Lo dije en el Foro: el problema de no es la falta de leyes, sino la falta de voluntad para aplicarlas, que las convierten sencillamente en una ficción.

62. Modelo para armar

Modus operandi:

62 veces nos escandalizamos.

Se hacen 62 recomendaciones.

62 veces no pasa nada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

1 Comment on Una violación a la ley cada 53 metros

  1. La realidad es que el espacio publico no es apreciado por nadie o no se nos ha enseñado su utilidad. Estamos en una época donde vales por el auto que tienes. El caminar se ha degrado es de segunda así que sera un proceso largo y doloroso apreciar las banquetas

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 172 seguidores

%d personas les gusta esto: