El empujón final para un Sistema Integrado de Transporte Público

Híbridos SITP

Híbridos SITP. Imagen: http://www.sitp.gov.co

Por Darío Hidalgo (@dhidalgo65)

Colaborador Invitado*

En 2000 Bogotá puso en marcha TransMilenio, un sistema con corredores BRT y rutas de alimentación que de alguna manera revolucionó la práctica mundial de transporte público.  La capital colombiana demostró que era posible hacer transporte masivo de muy alta capacidad en la superficie, usando principios aplicados inicialmente en Curitiba, Brasil.  El sistema TransMilenio actualmente tiene 108 km y transporta más de 2 millones de pasajeros cada día.  Sin embargo, TransMilenio sólo tiene un cubrimiento parcial de los viajes de transporte público de la ciudad (26 por ciento), su expansión se ha visto demorada y ha enfrentado problemas de calidad de servicio.

Para mejorar el transporte público de manera integral, y ante las dificultades para implantar infraestructura de corredores exclusivos de forma rápida, Bogotá decidió en 2008 instaurar el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).  El proyecto fue preparado entre 2008 y 2010, e inició su implantación en 2011. Éste busca la organización de servicios de transporte público en toda la ciudad a través de concesión de zonas de operación y un sistema integrado de tarifas, que lleva los conceptos operativos iniciados con TransMilenio a todo Bogotá, pero sin la infraestructura de prioridad por corredores.

El SITP representa un gran salto a una mejor ciudad. Sin embargo, después de dos años y medio de proceso su implantación sigue incompleta. Los datos a abril de 2014 indican que falta la mitad de las rutas y el 55 por ciento de los nuevos buses, y que sólo se ha retirado el 35 por ciento de los buses viejos.  Pese a lo anterior, el cubrimiento del SITP ya es significativo: los troncales (rojos) y alimentadores (verdes) del componente TransMilenio  transportan más de 2 millones de pasajeros por día, y los servicios integrados (azules-urbanos, naranja-complementarios y vinotinto-especiales) mueven más de 625 mil viajes diarios. El crecimiento de la demanda por estos servicios zonales es notable: 60 por ciento entre el primer trimestre de 2013 y el primer trimestre de 2014.

Además de los buses azules (recorridos largos urbanos), lo más visible del SITP son los buses padrones duales, que permiten operación dentro y fuera de las troncales y destrabaron la operación en la Carrera 7ª (uno de los principales ejes viales de la ciudad y escenario de la “Batalla por la Avenida Séptima”). Se destaca también la incorporación de 100 buses de menores emisiones, dotados de tecnología híbrida Diésel-Eléctrica, que genera ahorros del orden del 30 por ciento en el consumo de combustible.

Servicios SITP

Servicios SITP. Imagen: metroenbogota.com

La respuesta general de los usuarios a los nuevos servicios del SITP  ha sido positiva. Aunque existen algunas quejas por manejo agresivo de los conductores y falta de información respecto a los servicios ofrecidos y la recarga de tarjetas, existe una percepción mayoritaria que el cambio al SITP es favorable.  Salir de cualquier guerra lo es, en este caso el fin de la guerra del centavo (ver el “clásico” documental de Ciro Durán de 1985 muy diciente y aún válido).

El SITP bogotano ha demostrado que este tipo de reformas son en extremo complicadas. Se requiere una combinación de liderazgo político, capacidad técnica y financiamiento. Los tres elementos no han estado necesariamente alineados: el apoyo al sistema no ha sido continuo (la gerencia de Transmilenio S.A. tuvo 3 cambios en el primer año del gobierno de Gustavo Petro (actual Alcalde de la Ciudad), y han existido vacíos de coordinación entre entidades del distrito capital. A su vez, la capacidad institucional del ente gestor está en proceso  de formación (cambio de directivas, vinculación y formación de la nueva planta de personal), y los nuevos operadores han tenido serias dificultades en obtener financiamiento y cumplir con los requerimientos contractuales. Por otro lado, la infraestructura de patios y terminales de integración ha enfrentado barreras en la consecución de predios y construcción de instalaciones, a lo que hay que sumar los problemas de unificación de tarjetas de pago (que ya está en proceso de solución).

Por ello, lo que esperaba implantarse en 18 meses a partir de Noviembre de 2011 ya completa 30. Es importante culminarlo; el SITP es el principal elemento en el plan de descontaminación del aire bogotano, de mejora en la seguridad personal y vial, y de dignificación del transporte público. Parafraseando al exalcalde (e) de Bogotá Paul Bromberg: es importante que el Distrito “siga ejecutando el SITP con alegría”.

* Bajo el título El SITP necesita el empujón final, la presente columna fue publicada en El Espectador el 22 de mayo de 2014

5 Comments on El empujón final para un Sistema Integrado de Transporte Público

  1. Tal vez el ingrediente más complejo de todos para el éxito de un sistema integrado de transporte público es la continuidad política. El gerente de la entidad encargada de este “empujón final” renunció el 30 de Mayo http://www.elespectador.com/noticias/politica/fernando-sanclemente-explica-razones-de-su-renuncia-audio-495562

    • Rodrigo Díaz // 2 junio 2014 en 8:48 am // Responder

      Tiene toda la razón al señalar que la falta de continuidad política ha sido una importante piedra de tope en el desarrollo de este tipo de proyectos. Sin embargo, creo que la principal traba ha sido la reticencia gubernamental a aportar los recursos financieros que un SIT realmente requiere, que no son bajos. Lo digo por el caso de Bogotá, pero también por el DF, Transantiago y un largo etcétera. Hay una arraigada creencia de que por tratarse de buses el sistema es barato, puede implantarse a medias, o puede autofinanciar su operación. Nada más alejado de la realidad. Los mil millones de dólares que el gobierno de Chile inyectará a Transantiago en los próximos 4 años en parte suplen esta histórica falencia.

  2. Muy buena entrada. El SITP esta cada vez mas cerca de su culminacion. Segun quien lo diga, esta entre el 46% y el 66% de implementacion. realmente impresionante el empuje en los ultimos meses. Temas para resaltar: 1. El intento de garantizar la participacion de pequenos empresarios no ha funcionado bien. Estan desfinanciados para incorporar los nuevos buses. Llegar al 100% va a depender de poder capitalizar o reemplazar estas dos empresas en problemas 2. Bogota esta superando el paradigma del transporte auto-sostenibile y esta formalizando el subsidio a la operacion. En un pais donde la palabra subsidio da para titulares y participacion obligada de organos de control, es notable que hayan logrado implementarlos. Mas aun, estan haciendo subsidio dirigido a los mas pobres. 3. Dado que el proyecto ha sido de implementacion a largo plazo, los creditos politicos han sido dificiles de identificar. Realmente, quien hizo el SITP? No es claro y al mismo tiempo no es tan bueno en la medida en que otras ciudades no van a tener el incentivo. 4. La implementacion gradual ha dado para muchas criticas. Al principio que no comenzaba, despues que no sacaban los buses viejos, despues que los buses nuevos iban vacios. Ahora estan peleando que no hay suficientes buses nuevos. Desde el punto de vista de agencia implementadora es durisima la tarea de responder todas las criticas de la opinion publica. 5. El cambio de sistema ha sido dificil de asimilar. La gente siente que no les han informado lo suficiente, aunque si haya habido un gasto importante en comunicacion, propaganda, sitios web, etc. Cuando han desmontado la ruta vieja es cuando el pasajero se pone las pilas y averigua activamente cual es la nueva ruta que si le sirve. 6. La integracion tarifaria saco a la luz un problema que nadie previo. Los protocolos de comunicacion de tarjetas y lectores de Transmilenio no eran estandares abiertos. Eran de propiedad de la recaudadora. Integrar al nuevo sistema tarifariamente se volvio un dolor de cabeza y una negociacion con la empresa recaudadora. Esto ha durado casi 2 años. 7. Fue posible traer buses de nuevas tecnologias. Ya hay varios funcionando (creo que 200?) y hay un plan decretado para incorporar cerca de mil. Tienen un costo financiero mayor, falta entender mejor la respuesta de la ciudadania y el apoyo para completar los mil. 8. El proyecto necesito un apoyo politico importante para iniciar. Pero una vez adjudicados los contratos de concesion ha avanzado a diferentes ritmos y ha sobrevivido el cambio de 5 gerentes de transmilenio.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 195 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: