Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las ciudades: ¿sirven de algo?

Por Darío Hidalgo*, colaborador invitado

En la Cumbre Rio+20 de 2012 las Naciones Unidas se embarcaron en un esfuerzo titánico de definir las prioridades de desarrollo social y económico de nuestro planeta al tiempo que protegemos nuestro frágil ambiente natural. Decidieron hacerlo de forma abierta y participativa.

El resultado hasta ahora es abrumador. El borrador cero del documento base de negociación multilateral contiene 17 áreas de enfoque y 245 objetivos al 2030 (el documento se puede consultar aquí). Las áreas de enfoque van desde la erradicación total de la pobreza en todas sus formas hasta el avance hacia sociedades inclusivas y pacíficas, con respeto a la ley y con instituciones capaces. Es un catálogo impresionante de buenas intenciones que busca guiar al mundo en los próximos 15 años.

Para las ciudades hay buenas noticias: el borrador cero del 2 de junio incluye un área de enfoque específica: “11. Construir ciudades y asentamientos humanos incluyentes, seguros y sostenibles”.  Después de la reunión de junio del Grupo de Trabajo Abierto (OWG#7), es casi un hecho que esta área de enfoque se mantendrá en el documento final de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El borrador incluye 9 ambiciosos objetivos para 2030 en vivienda, servicios públicos, transporte, mitigación de impactos ambientales, aumento de la resiliencia, cohesión social y seguridad personal, acceso a personas con discapacidad, y salvaguarda del patrimonio cultural y natural. La redacción habla de logros globales que sabemos muy difíciles, pero no imposibles si nos proponemos en serio a obtenerlos.

Esto es un logro significativo que se puede atribuir en gran medida al Séptimo Foro Mundial Urbano WUF7, celebrado en Medellín en abril de 2014. Así, la declaración del WUF7 en su primer punto reafirmó “la necesidad de incluir aspectos clave para las ciudades sostenibles y los asentamientos humanos en la Agenda de Desarrollo post 2015”.

Por ahora, el reto en lo que queda de “negociación” hasta la expedición de estos objetivos el próximo año es que las metas “urbanas” queden en firme, con ajustes que permitan precisarlas y hacerlas más prácticas. Las metas urbanas compiten con otras 136, que distintos países y grupos de interés promueven. La compleja tarea del Grupo de Trabajo Abierto es reducir el largo catálogo, integrando temas repetidos, evitando contradicciones y eliminando temas que no sean de la mayor prioridad. Restar es mucho más difícil que sumar, pero la agenda de desarrollo debe tener prioridades, no cabe todo.

Por ahora se puede afirmar (con un altísimo porcentaje de certeza, pero sin decir la última palabra) que las ciudades serán una de las áreas de enfoque, y que los objetivos “urbanos” no serán dispersados dentro de otras áreas. Esto reconoce el hecho que la mayoría de la población del planeta vive hoy en ciudades, y ya sabemos que la población seguirá concentrándose en áreas urbanas y que éstas deben crecer de forma digna con huella ambiental controlada. De lo contrario ponemos en riesgo de hacer miserable la vida de millones de personas, así como nuestra permanencia en un planeta del que ya hemos abusado más allá de su capacidad de aguante.

¿Esto importa? Creo firmemente que sí. Las declaraciones políticas incorporadas en los documentos de Naciones Unidas, y en especial los de desarrollo sostenible, guían la agenda de desarrollo multilateral (esto es los objetivos del Banco Mundial y de Bancos Regionales como el BID, la CAF, etc.), los acuerdos de cooperación bilateral (generosos apoyos entre países), y de alguna forma, las políticas públicas nacionales y locales. Las convenciones y acuerdos de Naciones Unidas tienen mecanismos de seguimiento que muestran efectivamente si las cosas cambian o no,  y nadie quiere sacar mala nota frente a los demás.

Vale la pena indicar que la versión anterior de objetivos de desarrollo sostenible para 2000-2015, llamada “Objetivos de Desarrollo del Milenio”, tuvo un avance parcial, pero que puede catalogarse de significativo.  Lo digo porque soy de los optimistas que ven los vasos medio llenos antes que medio vacíos. Por ejemplo, en América Latina a 2013 hemos obtenido 9 logros de 16, es decir vamos por el 56 por ciento. Bajito pero es más de la mitad más uno.  Es decir, la agenda global ha permitido avanzar en temas prioritarios.

En este marco espero que se confirme el área de enfoque urbana, y respetuosamente sugiero a los embajadores ante las Naciones Unidas que el objetivo 11.2 quede así:

“Para 2030, proveer acceso a transporte seguro, asequible, accesible, sostenible y de bajo carbono para todos; expandir el transporte público, a pie y en bicicleta; y mejorar seguridad vial” (las itálicas son mi pequeña contribución).

Creo que ayuda mucho si se hace explícita la conexión con cambio climático (¿cierto?) y que se incluya de forma directa el transporte a pie y en bicicleta (¿o no?) El transporte del futuro (a pie y en bici) está hace rato entre nosotros y no está bien que quede enterrado dentro del genérico “transporte sostenible”, que cada cual interpreta a su manera (algunos incluso al promover autopistas urbanas sin banquetas ni carriles bici). Los Objetivos de Desarrollo Sostenible sí pueden ser una herramienta poderosa para realizar cambios significativos en la manera en que pensamos, construimos, gobernamos y vivimos nuestras ciudades, pero para que ello sea posible necesitamos que sean precisos y sin ambigüedades, que tengan metas claras y mecanismos efectivos de medición y evaluación. De lo contrario, sólo serán papel, y de eso ya tenemos bastante.

*Aparte de amigo personal, Darío Hidalgo es Director de Investigación y Práctica de EMBARQ

1 Comment on Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las ciudades: ¿sirven de algo?

  1. ¡Buena noticia! La versión borrador de Julio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluyen a los peatones y ciclistas. Gracias a la delegación de Colombia que lideró un cambio en ese sentido. la meta quedo así:
    11.2 by 2030, provide access to safe, affordable, accessible and sustainable transport for all, notably by expanding quality public transport and infrastructure for walking and biking.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 190 seguidores

%d personas les gusta esto: