Aprendiendo de San Luis

Hace un par de semanas tuve la suerte de conocer San Luis Potosí, y lo que vi me impresionó bastante. No será la más hermosa ni la más llamativa de las ciudades mexicanas, pero es indudable que el cuidado de su centro histórico es un ejemplo que muchas otras ciudades del país debieran imitar.

Cuando hablo de cuidado no me estoy refiriendo únicamente a la limpieza que exhiben sus bellas calles y plazas, o a la casi inexistencia de vendedores ambulantes, sino también a la preocupación por tener un diseño urbano amable con el peatón, dotado de un mobiliario funcional que no sólo es de diseño atractivo, sino que además generalmente está bien colocado, no interrumpiendo el desplazamiento de los transeúntes ni obstaculizando la visión de los automovilistas, que dicho sea de paso me parecieron bastante más civilizados que los de la ciudad de México (al menos los que vi no andan pegados al claxon, y entienden que en una esquina la preferencia de paso la tiene quien anda a pie).

Una de las cosas que más me llamó la atención fue el uso extendido de banquetas rebajadas al nivel de la calzada de circulación vehicular en las esquinas. Esta solución, tan vieja como fácil de implementar, es especialmente agradecida por quienes tienen dificultades para desplazarse, como personas con discapacidad o adultos mayores, quienes ven facilitados enormemente sus movimientos. Así, gente como la bella modelo de la foto puede sacar a pasear tranquilamente a su tía Eulalia (quien no quiso aparecer) todos los fines de semana, sin tener que preocuparse de andar subiendo y bajando a cada rato su pesada silla de ruedas.

san-luis-potosi-011

¿Cuesta mucho copiar la idea? Una vez más queda comprobado que hacer ciudades más amables y accesibles no es una cosa de recursos económicos, sino de voluntad y capacidad profesional. A lo mejor habría que pedir a los expertos de San Luis que hicieran un intercambio con sus colegas de la ciudad de México, no tan corto como para producir positivos efectos en la capital, y no tan largo como para que los defeños borren de un plumazo lo hecho a lo largo de años en San Luis.

Artículos relacionados:

Más respeto con los peatones

En la ciudad del hombre de goma

Los excluidos de siempre

 

3 Comentarios on Aprendiendo de San Luis

  1. esta buena la chava y si esta muy padre la ciudad de san luis vengan

  2. tienes razon asi es san luis :D

    saludos

  3. a weboo yo soi de san luis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147 seguidores

%d personas les gusta esto: