ONO, o el arte de la poca pulcritud

De acuerdo a la definición brindada por Citámbulos, la guía de asombros de la Ciudad de México¹, ONO (acrónimo de Objeto No Olvidable) es un “estorbo inmutable en la vía pública que se distingue por su disfunción, ubicación o distancia”. Para ser más explícitos, la mentada guía señala que en esta ciudad ONO “es lo que quedó allí pero que no cumple ninguna función en las banquetas y zonas peatonales, como clavos, tornillos, tuercas, varillas y láminas que, por negligencia o impulcritud de los trabajadores de la construcción, estorban la circulación de los transeúntes”.

baches-005

Son tan tristemente habituales e insignificantes que nadie presta atención en ellos, pero un breve recorrido por cualquier zona de la capital – literalmente cualquiera – le demostrará al ciudadano que son cientos de miles los que están desperdigados por las banquetas esperando por el peatón distraído que se tropiece, se corte un pie o destroce un calzado en ellos, que esa al parecer es su única razón de ser. 

baches-009

A mí me bastaron diez minutos de paseo para encontrar una buena y representativa colección de estos objetos, lo que me lleva a pensar que la ciudad cambia mucho más deprisa de lo que creemos y por eso es necesario remover tantos postes, señales, buzones y demases, que el concreto aquí es más duro que en el resto del mundo y por eso los trabajadores de la construcción prefieren cortar metales antes de picar pavimentos, que el trabajo poco prolijo es una costumbre de muy larga data en la capital, y que los peatones de estos lados son personas que se contentan con demasiado poco.

baches-010


¹ Ana Álvarez, Valentina Rojas Loa, y Christian von Wissel, Citámbulos, Guía de Asombros de Ciudad de México. Editorial Océano de México, 2007.

1 Comentario on ONO, o el arte de la poca pulcritud

  1. Interesante observaciòn. Uno crece acostumbràndose a esos objetos, hasta que tiene que andar por la ciudad con un ciego, un carrito para bebè, etc. Lo curioso es que esos objetos tambièn son dejados por los mismos ciudadanos: macetas empotradas en en suelo, postes a mitad de la calle para impedir el estacionado de coches, postes con anuncios, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 146 seguidores

%d personas les gusta esto: