¿Y dónde está el Arco del Bicentenario?

Como en los viejos chistes de Verdaguer (Juan, no Diego), el resultado del concurso de arquitectura para la construcción del denominado Arco del Bicentenario nos ha dejado una noticia buena y otra mala. La buena es que el jurado ha elegido un excelente proyecto, que de seguro se convertirá en uno de los símbolos de la ciudad de México en los años venideros. La mala es que ese proyecto debió haber sido descalificado por no cumplir con las bases establecidas, sembrando de paso un incómodo manto de duda sobre el concurso y dejando la credibilidad pública del organizador – nada menos que el Gobierno Federal – por el suelo.

Vamos por partes. En primer lugar, me gustaría decir que cualquiera que visite la exposición de los 35 proyectos participantes en la Puerta de los Leones de Chapultepec se podrá dar cuenta que la elección del proyecto del equipo encabezado por el arquitecto César Pérez Becerril no es en absoluto un disparate. La propuesta plantea la construcción de una esbelta torre de 104 metros de alto hecha con placas de cuarzo natural colocada en una plaza cubierta que pasará por debajo del Paseo de la Reforma conectando con la Puerta de los Leones. La simpleza y limpieza de la idea, alejada de todo alarde formal o estructural, la convierte precisamente en un remanso de paz en una ciudad donde el caos es muchas veces el patrón que guía la configuración del espacio. Más que protagonista, la torre es solidaria con el magnífico entorno que la rodea, no compitiendo con él sino más bien permitiendo que éste se refleje en su limpia superficie. Además, no derriba ni un solo árbol, tema de suyo sensible en esa zona.

Proyecto ganador del concurso del Arco Bicentenario. Imagen: http://www.arcodelbicentenario.com.mx/

Proyecto ganador del concurso del Arco Bicentenario. Imagen: http://www.arcodelbicentenario.com.mx/

El único problema que presenta este proyecto es que no respetó en absoluto las bases del concurso, que establecían de manera clara y precisa que el monumento del Bicentenario sería un arco que cruzaría el Paseo de la Reforma, y uno por más que mire y le dé vueltas a la maqueta de Pérez Becerril y sus compañeros jamás verá un arco en la propuesta. ¿Es tan grave esto? Sí, y bastante, porque el resto de los competidores participó del concurso partiendo con el pie forzado de construir un arco o algo que se le asemejara en el lugar asignado. Me imagino que arquitectos del prestigio de Enrique Norten y Teodoro González de León, que también participaron de la competencia, deben estar algo molestos, si mal que mal ellos sí respetaron al pie de la letra las bases y presentaron sendos arcos monumentales sobre Reforma. ¿Habrían presentado los mismos proyectos si hubieran sabido que las bases del concurso eran más bien laxas y que donde decía “arco” uno podía imaginarse una cosa totalmente distinta? Probablemente no. En su lugar yo estaría furioso, porque en este tipo de certámenes no hay nada más indignante que saber que no todos los participantes compitieron con las mismas reglas. ¿Participarán estos arquitectos en futuros concursos organizados por el Gobierno Federal? Vaya a saber uno, pero lo que sí resulta claro es que la credibilidad y seriedad de los organizadores ha quedado en tela de juicio para muchos de los más destacados profesionales de este país.

Me gustaría dejar en claro que no tengo ningún antecedente para decir que el concurso estaba arreglado de antemano – prefiero ni pensarlo – pero tengo claro que el veredicto del jurado le hace un flaco favor a la transparencia de este tipo de certámenes. Y es que la decisión de otorgar el primer premio a Pérez Becerril deja un sabor agridulce en la boca, porque por un lado se premió a un proyecto de innegable calidad, pero por el otro se pasó a llevar el trabajo y esfuerzo de los otros arquitectos que creyeron que las bases eran sagradas, como por lo demás ocurre en todos los concursos serios celebrados en el mundo.

Palabras al cierre

Lo que todavía sigo sin entender es por qué el proyecto sigue siendo presentado como el Arco del Bicentenario, cuando lo más lógico sería cambiarle cuanto antes el nombre a uno que refleje con mayor exactitud la realidad de la propuesta. La Estela del Bicentenario no suena nada de mal, creo yo.  

14 Comentarios en ¿Y dónde está el Arco del Bicentenario?

  1. Algo parecido sucedió con la Biblioteca Vasconcelos ya que el proyecto ganador no respetó las alturas establecidas en las bases (para berrinche del resto de los concursantes).
    Lo que me alegra es que no ganó una vaca sagrada y lo del arco me parecia muy…anacrónico. Quiza se trate de un arco deprimido ya que cruza Reforma por debajo ¿no? Y aquello de la inexactitud en los monumentos conmemorativos, ya es una costumbre centenaria, preguntale al ángel de la Independencia que en realidad es una Victoria alada.

  2. Esas cosas pasan Pedestre. Ya ves que la torre Eiffel originalmente a nadie le gustaba y ahora es todo un símbolo.

  3. Y si nos ponemos chistosos y consideramos que la independencia no se consumó sino hasta 1821… entonces ya no tenemos “arco”, ni “bicentenario”.

  4. Cesar Castro // 1 mayo 2009 en 7:27 am // Responder

    No se puede hablar de incumplimiento de las bases si las demás propuestas pecaron de literales y resolvieron no mirarlas en un sentido más amplio.

    Creo que el secreto estuvo en la manera como el arquitecto interpretó las bases: este proyecto debe leerse en función de su entorno y no de sí mismo (muchas de las propuestas pecan por autoreferenciación), otra cosa habría sido si el proyecto atacara tan abiertamente el espacio urbano como lo hacen muchas de las propuestas.

    • Rodrigo Díaz // 2 mayo 2009 en 9:47 am // Responder

      César, muchas gracias por tu comentario. Tal como digo en mi artículo, a mí el proyecto ganador me gusta. Sin embargo, decir que es una interpretación de bases que hablan claramente de un arco es estirar demasiado el elástico. Me pregunto si los demás concursantes habrían presentado los proyectos que presentaron si es que hubieran sabido que el marco de referencia era tan laxo. Efectivamente, algunas propuestas atacaban bastante el espacio urbano (por no decir que eran monstruosas), pero probablemente fueron concebidas así precisamente porque en el encargo se hablaba explícitamente de un arco que cruzara Reforma.

  5. y donde se pueden consultar los demas proyectos participantes via internet’? asi como las bases de dichoso concurso, ?

    • Rodrigo Díaz // 2 mayo 2009 en 9:53 am // Responder

      Los proyectos se pueden ver en http://www.arcodelbicentenario.com.mx/, que es una página de los vecinos organizados de la Cuauhtémoc. Allí se puede encontrar la convocatoria del concurso, pero todavía no he podido dar con las bases.

      • De la historia // 10 junio 2009 en 1:43 am //

        Rodrigo,
        En las bases esta el secreto. Yo no lei las bases pero estoy casi segura que en la convocatoria se menciona la construccion de un arco o de una “columna” conmemorativa… Luego en los periodicos y comentarios todo se limito a hablar de arco. Incluso los organizadores, cuando envian a los arquitectos invitados precisiones sobre el sitio en el que se debia construir el monumento, con imagenes digitales, ponen un arco en el sitio que ocupa entre la puerta de los Leones y la otra orilla de Reforma; El dibujo que hacen de ese supuesto arco es tan esquematico que hace pensar en el arco de la Defense en Paris. Pero en la convocatoria original esta contemplada tambien una “columna” conmemorativa. Desde luego que un arco no tenia lugar en un sitio semejante, ya tan cargado de elementos arquitectonicos y simbolicos. En cuanto a si el concurso estuvo cargado o no, si quieres discutimos despues de que verifiques las bases y confirmes que estaba contemplada tambien una columna conmemorativa, por lo que la torre propuesta en realidad es una columna, que es tambien una especie de “clin d’oeil” de la columna de la independencia, es decir, se inscribe en la tradicion arquitectonica que se establece desde 1910…

  6. A mi me encantó el monumento, es algo que ya construido se va a ver muy bien.

  7. Lo supongo que pasó fue lo siguiente: “chin!.. Marcelito, ya hicimos cuentas y no nos da ni el tiempo ni el presupuesto para hacer la jalada esta de arco en la fecha prevista… agárrate uno baratito.. mira.. ese por ejemplo… solo tiene una patita… ” ¿No crees?

    • Rodrigo Díaz // 7 mayo 2009 en 4:16 pm // Responder

      Es lejos la mejor explicación que he escuchado hasta el momento sobre el caso del arco que no es. No lo había analizado desde ese punto de vista, pero si uno observa con detención se dará cuenta que el proyecto ganador es probablemente el más barato y fácil de implementar de todos los presentados, cosa que de manera alguna desmerece sus atributos, sino todo lo contrario.

  8. Investigando, resulta que al principio del concurso hubo una reunión con todos los arquitectos invitados y los que no asistieron enviaron a sus representantes, en donde todos decidieron una modificación a las bases y poder presentar propuestas diferentes a un arco, todos los participantes lo aceptaron, por lo que por ese lado el ganador si cumplió con las bases pactadas. En cuanto a lo fácil y barato, no es tan cierto: la propuesta abarca la construcción de una plaza desde el monumento a los niños heroes hasta la puesrda d elos leones con 4 pasos a desnivel. También es necesario tener en tiempo las cientos de placas de cuarzo blanco pulido así como el granito negro con las frases en 62 lenguas vivas de México que no es tán facil de grabar. El proyecto no necesariamente es el más fácil o el más barato, estos son argumentos de personas que sin querer, desconocen el proyecto integral.

  9. no puede ser posible que halla ganado este proyecto, para empezar por que nisiquiera es un arco en todo caso seria un “marco”, no proyecta nada, no tiene nada alusivo a nuestro bicentenario, no expresa nada, en la convocatoria decia que se tenia que situar sobre la avenida y no a un costado eso significaba descalificarlo y que el ganador fuese un proyeco que se apegara a las reglas y para terminar lo hicieron entre mas de 20 el colmo!! tantas cabezas y con lo que salen, que lastima que habiendo tanta gente con mas capacidad que esto lo hallan elegido, habia mejores proyectos, espero que no se realize

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: