El túnel boliviano y el sentido de la realidad de los arquitectos

Es muy común que cuando un arquitecto pide la palabra en una reunión interdisciplinaria los demás participantes inmediatamente dejen sus lápices a un lado, cierren sus libretas, se aflojen la corbata y se echen para atrás en sus asientos, mientras algunos aprovechan de ir al baño y los más modernos chequean el correo en su Blackberry. Los años de experiencia dicen que cuando esto ocurre es altamente probable que se escuchen ideas ingeniosas e incluso divertidas, pero de utilidad más que dudosa. Razones no faltan para esta actitud: es común que cuando un arquitecto se sale del tema de la belleza de las formas y los espacios bajo la luz para adentrarse en los más cenagosos caminos de lo contingente haga el ridículo más espantoso. Es que un arquitecto hablando de política, economía o de la problemática social la mayoría de las veces tiene poco que envidiarle a un futbolista, con la diferencia que este último sencillamente evita a como dé lugar tocar estos temas.

Considerados los invitados ideales para un cóctel pero los menos indicados para dirigir una ciudad o un país, los arquitectos sufren a nivel internacional aquel estigma que dice que antes que nada son personajes que saben mucho de nada. Por eso no es extraño que mientras hay cientos de abogados, médicos, ingenieros o economistas que han sido presidentes, gobernadores, senadores o diputados, los arquitectos que han ocupado estos cargos puedan contarse con los dedos de la mano. Menos aun son los que los han ejercido de manera decorosa.

Hago esta reflexión después de leer una nota en la que se señala que tres destacados arquitectos chilenos – Fernando Castillo Velasco, Humberto Eliash y Carlos Martner – han propuesto la construcción de un túnel de 150 kilómetros que corra a lo largo de la frontera chileno peruana y que comunique el territorio de Bolivia con una isla artificial ubicada en el Océano Pacífico, manera muy práctica de resolver la mediterraneidad del país de Evo. La isla se situaría en el denominado Mar de la Concordia, que gentilmente cedería el gobierno de Chile para ser administrado de manera tripartita junto a Bolivia y Perú. La propuesta, fruto de tres años de trabajo de tres mentes que se supone están por sobre la media nacional, será presentada próximamente a la cancillería chilena para su discusión. Seguro le va a ir bien.

No he visto en detalle el proyecto, pero me imagino que está lleno de hermosas imágenes en 3d, bellos croquis, y argumentos hablando de la construcción de un más allá en lo tectónico acompañados de algún poema que hable de la antigua América. ¿Presupuestos, aspectos legales o políticos? Detalles que se verán más adelante. En todo caso, y para desmentir a todos aquellos que piensan que el proyecto es un disparate, el arquitecto Eliash señaló que de acuerdo a los economistas John Luke Gallup y Jeffrey Sachs “un país sin puertos soberanos  para importar y exportar pierde entre el 0,6% y el 1% de su PIB anual. Es decir, Bolivia ha perdido US$ 4 mil millones sólo en la última década, así que en 10 años podría pagarlo”. Fácil, es cosa de conseguir un préstamo de unos 40 mil millones de dólares y listo.

No sé por qué, pero tengo la impresión que el asunto no es tan sencillo. De partida, el sólo imaginar a la economía más pobre de Latinoamérica liderar uno de los proyectos de ingeniería más grandes en la historia de la humanidad produce algún escalofrío. Estamos hablando de un país que tiene serias carencias internas, siempre al borde del quiebre político y social, y que todavía no ha sido capaz ni siquiera de construir un simple gasoducto para exportar el gas natural que tiene por montones. El sólo construir la isla artificial dejaría a los bolivianos en la ruina, que para hacer el famoso túnel debieran vender la mitad del territorio. En un escenario así, creo que les sale más barato comprar unas cuantas bombas nucleares, multiplicar cien veces el presupuesto de defensa e invadir Chile para recuperar los territorios perdidos en la Guerra del Pacífico. Como que suena más realista que el túnel, de cuyos aspectos políticos y estratégicos es preferible ni hablar dada su complejidad, pero que en la mente de los arquitectos se resuelven en un abrir y cerrar de ojos.

Imagen: La Tercera

Imagen: La Tercera

Imaginar lo inimaginable

De más está decir que la idea va a pasar rápidamente al olvido, que después de todo es una de las típicas cosas que vienen a la mente de un arquitecto, algo así como el loco lindo que toda sociedad debe tener. Sin embargo, y contrariamente a lo que pudiera suponerse, creo que es bueno que disparates así salgan a la luz pública. En efecto, los arquitectos – al menos los buenos – fueron bendecidos con el don de tener una imaginación prodigiosa que va mucho más allá de la del promedio de la gente. Propuestas deschavetadas de ciudades y territorios siempre han salido de la mente de arquitectos brillantes, proyectos que se sabe desde un principio que nunca van a ser construidos, pero que son válidos y tremendamente útiles en la medida que son capaces de estirar los límites de la realidad, y que en el vasto campo abierto entre la utopía y lo real muchas veces abren la posibilidad de encontrar respuestas y oportunidades antes no imaginadas por las mentes más “centradas”. Después de todo, las imágenes de visionarios como Le Corbusier o Buckminster Fuller siguen siendo fuente de inspiración para los arquitectos y urbanistas contemporáneos.

Tomar propuestas como la del túnel en un sentido estrictamente literal puede constituir un error que desperdicie algunos conceptos vertidos en ella que puedan ser de utilidad en el futuro. Después de todo, la gran misión de los arquitectos en este mundo es antes que nada imaginar los territorios irrealizables, porque eso nadie más lo va a hacer, menos en nuestros países.  

14 Comentarios on El túnel boliviano y el sentido de la realidad de los arquitectos

  1. stepienybarno // 13 mayo 2009 en 12:03 am // Responder

    Felicidades por el blog.
    Muy buena elección de temas.
    Saludos de Agnieszka y Lorenzo de http://www.stepienybarno.es/blog/

  2. Este es el artículo más increíble que he leído en mi vida.

    Seguramente en tú experiencia personal no tienes nada que aportar en reuniones interdisciplinarias, y me da mucha pena por tí, pero generalizar y desprestigiar tu profesión me parece de verdad increíble. Creo que debieras buscar ayuda profesional para que solucione tus problemas psicológicos, ya que de seguro de aquí a un par de años vas a terminar en algo que aún puedes evitar.

    Por último, la visión de un arquitecto en un directorio es muy valorada en Chile, probablemente en México nadie los escuche, pero aquí participamos activamente por mejorar la sociedad en todos sus sentidos, partiendo por los problemas sociales, la política y la economía, que son los únicos que ayudarán a realizar un cambio real en el país, pero supongo que una persona con tanta experiencia lo debe tener clarísimo.

    Concuerdo conque el proyecto del túnel no vale la pena ni gastarle un minuto siquiera, ya que es de una insensatez absurda, pero tu crítica a ti mismo en verdad me da pena.

    pd. no me importa que borres el comentario, me interesa que lo leas solamente.

    • Rodrigo Díaz // 23 mayo 2009 en 12:21 pm // Responder

      Estimado Felipe,

      No veo por qué voy a borrar su comentario, que aunque equivocado en mi parecer está planteado de una manera que se podría llamar respetuosa, que por lo demás siempre supe que el costo de hacer un blog como este era recibir comentarios adversos hacia el autor y sus ideas, costo que pago feliz dadas las inmensas satisfacciones que he recibido durante este tiempo.
      Pasando a lo medular, me sorprende que señale que es el artículo más increíble que ha leído en su vida. O ha leído muy poco o lo que señalé es verdaderamente insólito. Tomando la segunda laternativa, me limito a decir que, parafraseando a Oscar Wilde, el ser arquitecto es algo demasiado importante en mi vida como para tomármelo muy en serio. Al respecto, siempre he creído que el ser capaces de tomarnos con humor a nosotros mismos es la mejor manera de tener una participación más importante en la sociedad. He tenido la suerte de participar en equipos multidisciplinarios en Chile, Estados Unidos y México, y créame que en los tres países la visión que tienen sobre los arquitectos es prácticamente la misma, especialmente en Estados Unidos, donde en MIT me tocó conocer a destacados colegas que se tomaban con mucho humor la visión que tenían sobre la profesión sus contrapartes. Sobra decir que nunca oí a nadie que se sintiera ofendido. Es más, el cuento de la gente que deja los lápices a un costado y se echa para atrás en un silla lo tomé textual de una destacadísima profesora que tuve en la Católica, así que tan solo no debo andar en mi apreciación.
      No voy a cometer la impertinencia de andar sugiriéndole psicólogos o algo por el estilo, que jamás lo haría con alguien que no conozco, pero sí le voy a confiar que hasta el momento me he tomado la vida y la profesión con Andina y tan mal no me ha ido. Por último, le sugiero humildemente que lea Materia Dispuesta del destacado escritor mexicano Juan Villoro, excelente novela protagonizada por un arquitecto que no sólo le hará presente cómo nos ven los demás, sino que además le hará pasar un buen rato, porque es tremendamente entretenida.

  3. No compadre felipe, en Chile la cosa es igual que en Mexico. No tenemos presencia profesional seria. ¿Como? ¿No me crees? Es cosa de ver cuanto cobramos.

  4. Lo que mas puedo celebrar de este articulo, es leer a dos personas que se respetan, aun teniendo diferencias de opinion, ,,, un apaluso para una sociedad así. Respeto es un asunto vital, los felicito a ambos.

  5. Lo que mas puedo celebrar de este articulo, es leer a dos personas que se respetan, aun teniendo diferencias de opinion, ,,, un apaluso para una sociedad así. Respeto es un asunto vital, los felicito a ambos. son muy civilizados.

  6. Estimado Rodrigo,

    Usted con toda la opinión subjetiva e irrisoria menciona que cualquier gobernante que no militó en lo decoroso fue abogado, ingeniero o medico. Quien podría imaginarse que un filosofo (base sustancial de los estudios en derecho) y a la vez matemático (no hace falta decir con que relacionarlo), convirtió a una de las ciudades mas peligrosas de Latinoamérica, en una de las mas seguras de nuestra región. Me refiero con todas las alabanzas al señor Antanas Mockus, burgomaestre en su momento de la ciudad de Bogotá. ¿Es posible que un científico (matemático) y filosofo (pocas personas soportarían escuchar a uno dentro de un auditorio) sea tomado en cuenta con la seriedad que nos caracteriza cuando estamos sentados frente a un abogado con mil títulos honoríficos, pero cien objeciones sin “argumentos”? ¿Por qué no considerar a un arquitecto con la retórica del respeto? Falta decir que si bien Mockus cambió a una sociedad sumida en la desestructuración del mutualismo por el conjunto, a una que intercambia acciones de confianza, un ARQUITECTO como Jaime Lerner, reestructuró el ideario de una ciudad sin funcionalidad y belleza, a otra meramente estructuralista y capaz de asimilarse como plataforma de orden y conciencia urbana. Curitiba, urbe de donde salieron décadas después los Transmilenios, Metrobuses, TransSantiagos, etc., las ciudades peatonales, las urbanizaciones del ser, son su esfuerzo “mental”. Lerner y Mockus son considerados un paradigma dentro del concepto de ciudad y gobernación en lo que se refiere a la conceptualizacion citadina dentro de las universidades más selectas de Europa. ¿Cómo dos individuos de países tercermundistas son considerados un ejemplo entre los tumultos decimononicamente primer mundistas de los municipios europeos?
    Entonces Rodrigo, ¿en que quedamos con la idea de estos tres arquitectos chilenos sobre su túnel de integración y factibilidades económicas? ¿A caso no te pusiste a pensar que el proyecto del gas boliviano tenia un mercado, y ese era California, que lo sigue siendo, y que previamente tenia que ser almacenado en el norte de México, región carcomida por las guerras del narcotráfico, asunto que los presidentes “abogados” de tu país hicieron “oídos sordos”, y que esto podría traer beneficios seguros y limpios?

    Saludos, Juan Pablo.

  7. Disculpe Juan Pablo. No entendí nada de lo que quiso decir en su comentario. No se ni a dónde va o qué quiere comentar.

  8. Estimado Reno,
    ¿Por qué no considerar este asunto como algo serio? ¿Será que todos los Latinoamericanos nos hemos acostumbrado a la burla? Empecemos por algo, ¿usted conoce Bolivia? ¿O alguna vez visito el Norte Chileno?
    Simplemente quiero mostrar las cosas como creo (subjetivamente) que son.

  9. Estimado Juan Pablo.
    No me estoy burlando de usted en lo absoluto. Al contrario. Sólo no entiendo lo que usted plantea en su comentario. Ojalá me pudiera explicar mejor qué es lo que quiere decir porque me interesan, verdaderamente, los blogs urbanos y de otros tipos como espacios de reflexión, discusión y análisis y no entendí hacia dónde iba o va usted. Eso es todo. Sin segundas intenciones.
    Gracias

  10. Estimado Remo,
    Debo considerar el tema a partir de una deconstruccion gramatical del texto escrito por Rodrigo. Esta persona objeta sus contrariedades a partir de un titulo por lo demás irrisorio;
    “(…) El túnel boliviano y el sentido de la realidad de los arquitectos (…)”
    Por el contenido de los párrafos escritos por este, describe una burla de la realidad política de un país a través de la generalización de la percepción de país que se tiene de Bolivia, en resumen; un país atrasado, en palabras de Rodrigo;
    “(…) el sólo imaginar a la economía más pobre de Latinoamérica (…)”
    La oración hace un alto, y prosigue hacia una destitución total de lo que representa el respeto por un asunto político y macroeconómico sensible;
    “(…) liderar uno de los proyectos de ingeniería más grandes en la historia de la humanidad produce algún escalofrío (…)”
    Después se inserta en un panorama por lo tanto real y no alentador;
    “(…) Estamos hablando de un país que tiene serias carencias internas, siempre al borde del quiebre político y social, y que todavía no ha sido capaz ni siquiera de construir un simple gasoducto para exportar el gas natural que tiene por montones (…)”
    Rodrigo objeta su burla, ignora la situación real del gasoducto y su construcción, considerando que afirma mejor que nadie la realidad del “otro” (en este caso Bolivia), y no así la propia realidad de su estado. Con ello termina sentenciado su desagrado con una profesión que el considera absurda en el sentir de lo político;
    “(…) pero que en la mente de los arquitectos se resuelven en un abrir y cerrar de ojos (…)”
    Por ello mi respetable Remo, objeto lo que esta personalidad describe, en referencia al ser del “arquitecto” como disciplina. Utiliza el sarcasmo por la incapacidad que tiene de describir una situación desde el punto de vista serio, y con ello cae (amargamente para mí) en la utilización del humor como referente barato frente a lo que podía ser una crítica constructiva y llena de metáforas paradigmáticas.

    • Estimado Juan Pablo,

      Veo que mi artículo le ha causado un hondo impacto, de otra manera no se explica todo el tiempo que ha destinado en destruirlo. Se lo agradezco sinceramente. Ahora bien, dado que hay algunas aseveraciones con las cuales no estoy en absoluto de acuerdo, procedo a también tomarme un tiempo para contestarlas:
      1) En primer lugar, el artículo hablaba sobre la importancia de los arquitectos en el debate público, no de los filósofos, los matemáticos o los talabarteros, sólo de aquellos que como yo algún día abrazaron la antigua profesión de la arquitectura. Citar el nombre de Lerner es todo un acierto, pero no es más que la excepción que confirma la regla. Me disculpará la ignorancia, pero no se me vienen a la cabeza otros nombres de arquitectos líderes políticos de nivel mundial. Si me apura, sólo viene a mi cabeza un arquitecto presidente, el ex mandatario ecuatoriano Sixto Durán Ballén, que pasó por el poder sin pena ni gloria. En Chile me acuerdo de sólo dos ministros arquitectos en democracia – Sonia Tschorne y Eduardo Dockendorff -, dos diputados – Patricio Hales y Eliana Caraball -, y uno que otro alcalde (para serle honesto Fernando Castillo Velasco es el único que se me viene a la memoria. Agradezco cualquier ayuda de su parte). A nivel mundial las cosas no cambian mucho, y echando una repasada a los procesos de liderazgo urbano se dará cuenta que los nombres de arquitectos brillan por su ausencia. Qué le vamos a hacer, soy yo el que más lo lamenta.
      2) No veo por qué se enoja tanto cuando sostengo que Bolivia es el país más pobre de Sudamérica. Échele un vistazo a cualquier estadística de la Cepal y se dará cuenta que lo que digo es una verdad del porte de un gasoducto.
      3) Pasando a este tema, algo investigué antes de escribir las palabras que tanto le desagradaron. El costo de hacer un gasoducto y una planta de licuefacción, necesaria para exportar el gas a California y México, se estimó en unos 6 mil millones de dólares allá por el año 2001, cifra fuera del alcance boliviano, razón por la cual la empresa fue acometida por un consorcio conformado por la española Repsol YPF y las británicas British Gas y British Petroleum, asociación que determinó que la mejor opción pasaba por enviar el gas al puerto chileno de Mejillones, cosa que no agradó nada al gobierno boliviano de la época, que insistió que la salida debía ser por el puerto peruano de Ilo, solución mucho más cara pero que tenía el gran atractivo de no ser chilena. Este parecer no fue compartido por el consorcio europeo, al cual las antiguas disputas entre nuestros países le importaron un pepino, razón por la cual decidió salirse de un negocio que dejó de ser atractivo para ellos. Al poco tiempo los californianos también se aburrieron de esperar a los bolivianos y decidieron comparle gas a los rusos.
      3) Si tirar un tubo de 42 centímetros de diámetro a lo largo de 780 kilómetros tiene un costo de 6 mil millones de dólares, costo que el estado boliviano no estuvo en condiciones de solventar, ¿se imagina cuánto cuesta ponerle un túnel de dos pistas con un un tren al medio y una isla artificial al final? A mí sí me dan escalofríos de sólo pensarlo.
      4) La mejor respuesta al tema la dieron los mismos bolivianos, que no destinaron ni medio minuto en analizar la propuesta de los arquitectos chilenos. Evo Morales – hombre al que admiro profundamente – reaccionó con una risa cuando le mencionaron la idea. Si ellos, que son los beneficiados con el proyecto, consideraron que el asunto no tenía patas ni cabeza, no veo por qué enojarse si yo digo exactamente lo mismo.
      5) ¿Cambia mucho la manera de pensar si uno ha vivido en el norte de Chile? No me queda claro; creo tener más o menos la misma opinión sobre el tema después de habrer vivido y trabajado durante un buen tiempo por esos lados, en Iquique para ser más exactos. ¿Acaso el megatúnel adquiere otra dimensión en esas latitudes? Para serle franco, soy firme partidario de darle salida al mar a Bolivia, pero no a costa de proyectos que no tienen ningún sentido. No es necesario que haya continuidad territorial, tal como lo planteaba la antigua idea del corredor entre Perú y Chile; un puerto soberano en suelo actualmente chileno me parece una solución bastante sensata si se acompaña de libre tránsito y arancel cero en una carretera mejorada, como la actual Iquique – Colchane.
      6) Por último, lamento sinceramente que no le guste mi estilo de escribir. Lo siento, pero es la única manera que conozco de mirar la realidad y mi profesión, que, parafraseando a Oscar Wilde, para mí es demasiado importante como para tomármela muy en serio.

      Saludos

  11. Estimado Rodrigo,
    Creo concernientemente que hay una gran diferencia entre “destrucción” y deconstruccion. Lo que mi persona hizo es una interpretación subjetiva de lo que represento la praxis gramatical de tu artículo. Tal interpretividad sugirió responder sistemáticamente cada punto que usted escribió dentro de su postura;
    1)Lerner es la acepción del rol del arquitecto en las arenas políticas. Es conciso mencionar que este brasileño fue elegido tres veces intendente de su ciudad, y aun por la gravitación del éxito, una vez gobernador del estado de Paraná. ¿Pero se preguntó como llego Lerner a ser burgomaestre de Curitiba dentro de su primera gestión edil? Lerner ocupo ese cargo por disposición del dictador brasileño Emilio Garrastazu, en la gestión 1971-1975, después de ser funcionario-cofundador del Instituto de Investigación y Planificación Urbana de Curitiba. Es en este periodo como alcalde que se da a conocer como el creador de lo que Curitiba es hoy. No basta decir, que fue reelecto dos veces en transiciones posteriores. Mi cuestionamiento seria el siguiente; ¿Por qué un arquitecto como Lerner tuvo que esperar que se de una ocasión como esta para ejercer las facultades administrativas de una urbe? ¿Cuántos arquitectos y urbanistas potenciales que elaboran planes maestros urbanos podrían asumir un rol político? La sociedad los exime, sin embargo, ¿ellos no configuran nuestro funcionalismo y esteticismo dentro de las ciudades? Si nos damos una apertura histórica, la arquitectura tiene un tinte político indirecto dentro del espacio urbano del individuo. Irónicamente el arquitecto estuvo en la política, pero tras “bambalinas”; Albert Speer en relación a Berlin, en tiempos de Hitler (Speer seria posteriormente Ministro de Guerra y Armas); Lev Rudnev como el mas destacado de un conjunto de arquitectos, en la transformación de Moscú, a las ordenes de Stalin; Deschamps (mas allá de ser paisajista, en algunos artículos se lo considera un verdadero arquitecto) bajo los mandatos del enérgico Barón Haussmann, dentro de la metamorfosis de Paris del Segundo Imperio; Ildefonso Cerda quien fue diputado de Cataluña en dos ocasiones, diseño el afamado “Ensanche de Barcelona” para la temporada de 1860, del cual seria regidor de la misma población durante las etapas de 1864 a 1866; Juan Antonio Buschiazzo como Director de Obras Publicas en la Buenos Aires de la Generación del 80 de fines del siglo XIX; Carlos Contreras, quien diseño el que seria la “Ley General de Planeación de la República Mexicana” durante las reformas del PRI en plenos resquicios anuales de 1930; Emilio Villanueva, quien busco una arquitectura nacionalista en Bolivia y fue un prominente planificador en La Paz, sobresalió como concejal y rector de la universidad publica de su ciudad. De esta manera los arquitectos irrumpen en el panorama según las coyunturas sociales que se den. Sin embargo por inercia concomitante sus participaciones quedan sesgadas al solo merito de autodefinirse como funcionarios. El arquitecto mexicano Enrique Cervantes, describiría la labor de su colega, el planificador Carlos Contreras, de la siguiente manera;
    “(…) Hoy una cosa es la política, otra es la empresa privada y otra más son los estudiosos de la economía, de la sociología, de la planificación. Somos grupos distintos. El grupo que se dedica a los estudios de planificación tiene que ir a rogar de rodillas para ver si le hacen el favor de oírlo, para que tomen en cuenta las ideas. (…)”

    Tal vez esta sea la mejor definición para responder el rol del arquitecto en la política.
    2)Que Bolivia es el más pobre del subcontinente sudamericano, es una realidad más que lamentable. Sin embargo, ¿no fue Singapur un pequeño estado ineficiente en los años sesentas del siglo XX? ¿La opinión internacional no se mantuvo reacia al futuro de este microestado en la etapa posterior a su independencia del Reino Unido?
    Cuenta la anécdota, que el fundador de la corporación Hyundai; Chung Ju-yung, cuando marcho a Inglaterra para buscar capitales de arranque en su futuro astillero que le daría fama mundial, mostró un billete coreano a los incrédulos inversionistas. Resulta que el papel moneda contenía el dibujo de un Kobukson, o mejor conocido como “Barco Tortuga” (considerado el primer tipo de acorazado del mundo). Con esta “prueba”, lo futuros inversores se dieron cuenta que los coreanos podían ser capaces de construir grandes barcos, ya que habían desarrollado un navío ingenioso y de considerable tamaño mas de medio milenio atrás. Este artilugio militar les había ayudado a ganar la guerra contra la poderosa flota japonesa de ese entonces.
    Que Bolivia sea pobre no impide que pueda financiar dicho proyecto con capitales externos. Recuerde que la garantía no solo es el gas, sino, otros productos mineros que este país contiene en gran envergadura. En lo referente a la capacidad; ¿no quedan en Bolivia estructuras pre-colombinas de gran envergadura como el macro sistema de andenes agrícolas de los valles interandinos o las islas y canales de la cultura hidráulica Mollo? Si el caso de Chung Ju-yung es valido, ¿porque no mencionarlo para este tema?
    3) Creo que usted investigó lo que la opinión internacional tergiversó en una buena medida. A continuación le presentare (respetando mi postura subjetiva) lo que en alguna medida sucedió en dicho periodo. La venta de gas a California se compone en dos partes;
    A) Septiembre de 2001 – Octubre de 2003; Esta temporada se compuso de dos gobiernos; el de Jorge Quiroga y Gonzalo Sánchez de Lozada. El primero, fue el verdadero artífice de operar comercialmente el bien hidrocarburifero con el estado de California. La idea atrajo una red de inversores ya establecidos en Bolivia desde la capitalización de la estatal petrolera; YPFB. Quiroga tuvo que dimitir el 6 de agosto de 2002 por fin de mandato constitucional, ya que ese año se habían efectuado elecciones presidenciales donde resulto ganador Gonzalo Sánchez de Lozada. Este jefe de estado, prosiguió con el plan de exportación desarrollando las gestiones diplomáticas con Chile. Aquel gobierno junto con las corporaciones inversionistas preferían dicho país, por la cercanía de sus costas a las reservas gasiferas. Desde la gestión anterior, Ricardo Lagos llevo a cabo una amplia y cordial relación con el estado boliviano, efectuándose la posibilidad de que si el bien energético saliese por su territorio, este iba a efectuar gestiones judiciales para dotar a Bolivia de un espacio territorial lo suficientemente grande para construir un puerto y almacenes de carga donde podían operar un contingente de trabajadores bolivianos. Lagos recalcaba que no tendría soberanía, pero si mejores opciones que las que tenia hasta ese entonces. Este hecho se consideraba como un paso mas adelante de las proyectadas gestiones Pinochet-Banzer tras el “Abrazo de Charaña”. Al estado chileno le convenía dicha elección, ya que pensaba utilizar este megaproyecto como imán de inversiones en el Norte Chileno, región que en el transcurso del tiempo se iba a convertir en un polo petroquímico, minero y comercial de gran envergadura. Entre los puertos elegidos figuraban Mejillones (usted lo ratifica) y Patillos (al sur de Iquique). Esta idea no le gustaba a Perú, quien promocionaba Ilo como una alternativa. La razón fue, que a ellos no les convenía que Chile potencie y poblé el norte de su integridad territorial. Perú tenía una infraestructura civil y militar ineficiente en el sur de su territorialidad, elemento que lanzo suspicacias en la gestión de Alejandro Toledo. Por cuestiones geopolíticas se cree que la revuelta de octubre de 2003 en las ciudades de La Paz y El Alto, fue financiada por la plana gubernamental de Toledo, idea que fue propuesta reservadamente por el ex canciller boliviano Armando Loaiza, quien fue gestor de dicha cancillería entre los años 2005 y 2006 (dicha fuente hay que corroborarla, pero evidentemente se mostraría una postura que de ser verdad agravaría la fragilidad supraestatal boliviana)
    B)Octubre de 2003-Julio de 2004; Este proceso corresponde al sucesor inmediato de Sánchez de Lozada tras las luchas sociales del 18 de octubre de 2003; el periodista y literato Carlos Mesa. Este gobernante acuño la famosa frase “Mar por Gas”, la misma que descomponía todas las negociaciones anteriores entre diplomáticos chilenos y bolivianos. El discurso referente a la soberanía marítima, puso a su par Ricardo Lagos en una postura distante frente a su relación con los dos anteriores gobernantes. En fin, el proyecto se archivo tras la realización del Referéndum de los Hidrocarburos llevado a cabo el 18 de julio de 2004, donde según los resultados emitidos, se destaco la implementación de una subida a la tasa impositiva a las transnacionales que explotaban el bien gasifero. El mismo se reglamento bajo un decreto irrevocable por decisión electoral que hizo que las empresas explotadoras no justifiquen su plan de inversiones en dicho megaproyecto, sumado a las nada alentadoras relaciones chileno-bolivianas. (Según las declaraciones de Armando Loaiza, el mismo proceso de octubre de 2003 fue financiado por el gobierno peruano, evaluándose la misma en más de 10 millones de dólares. Dicha información se mantiene reservada y sin una investigación adecuada, dada la situación que los hechos de Octubre son considerados en el acervo popular como una gesta heroica e iniciadora del posterior liderazgo nacional de Evo Morales)
    3)(¿?) A esta afirmación propia de usted, le respondí líneas arriba destacando la idea del crédito internacional en base a avalúos ejecutados por una organización de la talla del BID o el Banco Mundial.
    4)Evo Morales responde a una política interna de alto riesgo para cualquier gobernante boliviano; la soberanía marítima no se discute. Personalmente dudo de cómo este mandatario maneje con su par chileno el inciso numero seis de la “Agenda de los trece Puntos”, ya que si para Bolivia no se dialoga el termino “soberanía”, para Chile no se debate la “integridad territorial”. Estas decisiones van más allá de las gestiones gubernamentales de uno u otro estado. Es la población civil y militar quien juega un rol protagónico a la hora de elaborar una respuesta favorable o desfavorable a un asunto de estas característica en lo que a relaciones entre estados se refiere, mas aun si se juega un pedazo de territorio. Uno de los tres arquitectos gestores del “Túnel de la Concordia”; el chileno Humberto Eliash, ratifico a Radio Cooperativa, que en el anonimato hay un odio hacia Perú y Bolivia de parte de la “mayoría” de los chilenos. La misma cadena radial chilena, fue a Bolivia en 2004 y constato ese fuerte rechazo de gran parte de la población boliviana hacia Chile. ¿Esto responde su pregunta en relación a Evo Morales? Si fuese por las características ingenieriles de este plan, ¿Evo Morales no pensó en ningún momento que sus antepasados construyeron grandes infraestructuras como la ciudadela de Tiwanaku donde se posesiono por segunda vez el 20 de enero de 2010? ¿Es que utiliza estos escenarios solo para rituales, sin rememorar su grandeza como estructuras de ingeniería? Este debate tiene que desarrollarse mas por la psicología del ciudadano boliviano y su baja auto estima actual frente a los grandes desafíos que la globalización impone.
    5)Yo personalmente (y vuelvo a mencionarlo; desde lo subjetivo), divido a las personas de Arica en dos grupos; los que nacieron anteriormente a la era de Pinochet, y los que nacieron durante y después de la gestión de este militar chileno.
    En la primera, ubico a los individuos que tras la apertura de “Puerto Libre” a la ciudad de Arica por decreto del General Ibáñez del Campo, en una Chile con altos impuestos arancelarios, hizo que varios inversionistas y miles de obreros desarrollasen factorías ensambladoras de autos, armadoras de equipos electrónicos y centros textiles. Esa gente (con la mayoría que conversé), rememora sus actividades en la céntrica avenida Santa Maria del parque industrial ariqueño y lo pujante que era esta urbe norteña, región que se destaco anteriormente por la explotación minera y pesquera, y no así por esta actividad extraña a estas tierras. Por las connotaciones fabriles de Arica y las acciones mineras de Chuquicamata, el norte era proclive a la izquierda ideológica.
    En el segundo conjunto, están los hijos de la dictadura. Evidentemente, (con muchos jóvenes que dialogue) los mismos están propensos al éxito de su país frente a sus pares latinoamericanos, todo ello debido a las reformas impuestas por Pinochet en 1975, y además, los mismos favorecen la apertura de su país al mundo. Parafraseando a Benjamín Subercaseaux, “Chile tiene al oeste un mar abierto a medio mundo”. Pinochet con sus políticas económicas levanto la barrera arancelaria en todo el país, y así desde 1975 todas las fabricas de Arica quebraron, siendo la armadora de General Motors la ultima en cerrar para fines de 2009. Aun así se destaca que durante la presidencia de Allende se intentó estatizar dichas compañías y provoco una leve crisis que se agravaría con las instauraciones neoliberales posteriores.
    Dos generaciones distintas en una ciudad que pasa los cien mil habitantes, nos muestran dos realidades dispares de lo que fue y lo que es ahora la realidad nortina. Según el diario “La Estrella de Arica”, el antiguo inversionista Enzo Bolocco, quien migro desde Santiago a Arica tras la encomiendas económicas de Ibáñez del Campo, destaco lo siguiente;
    “(…) la gente es muy ignorante, porque piensan que sólo se trataba de traer cosas y juntarlas acá. Desde luego, en la industria electrónica traíamos algunas partes importadas, otras las hacíamos aquí, pero el diseño electrónico y la marca era nuestro (…)”
    El periódico; “El Morrocotudo” de esta ciudad, destacaba para mediados del 2004 la contaminación de los reservorios acuíferos urbanos de Arica con boro, elemento muy común en el suelo del lugar. El hecho alarmo a los pobladores y buscaron respuestas inmediatas de la empresa “Aguas del Altiplano”, empresa ejecutora de la potabilización del recuso hidrico de la zona. Hasta fines del 2009, no se encontró solución a dicha problemática y se la incluyo en las propuestas electorales de ese año.
    Otro elemento preocupante es la calidad de aire de la urbe y los fuertes componentes de plomo que contiene la misma. En un artículo del mencionado “El Morrocotudo” se constató, que Arica se convirtió en el “depósito” de todo el plomo excedente del país a partir de 1984, y eso ocasiono que algunos barrios de la polis ariqueña se declararan en emergencia hasta hoy.
    ¿Esto responde los problemas que produce el centralismo santiaguino en las ciudades del norte? Solo hablo por Arica, ya que destacaría solo las superficialidades de los otros centros poblados de la I y II región. En lo que respecta a la XV región de Arica y Parinacota, los problemas son alarmantes (como en todos los países). Eso si, destaco buenas gestiones y mejor calidad de vida en las otras dos regiones del sur de Arica.
    Considero que si bien Bolivia quiere su corredor en todo lo que es Chacalluta, el Valle de Lluta, parte del Valle de Putre y El Hospicio, Arica esta en todo su derecho de no conceder dicha franja (mas allá del Tratado de 1929), ya que es su región y le corresponde ver sus intereses ciudadanos (cosa que defiendo, como principio de autonomía)
    El Túnel de la Concordia rompería ese diferendo al ser algo meramente subterráneo, tema que no se pensó jamás en 1929 y que dudo que dicho pacto tenga validez en este punto. La isla solucionaría la “soberanía” de Bolivia. El gas pagaría el proyecto final, ya que el GNL es una premisa del futuro petroquímico del mundo. Bolivia ya no usaría su ridícula frase de que; “por no tener mar somos un país subdesarrollado”, y sin pretextos encararía los desafíos del siglo XXI. El simple hecho de que la “soberanía marítima” se de, rompe los chovinismos imbeciles de Bolivia hacia Chile y genera así un mercado común entre ambos lados. Chile podría comprar el gas a Bolivia y utilizarlo para su consumo interno y el repotenciamiento de su industria, hecho que no se da porque existe un decreto que prohíbe la venta de este material energético del gobierno boliviano a Chile. El fin de la enemistad entre Chile y Bolivia, y el acuerdo mutuo en lo diplomático, apertura a las inversiones chilenas en Bolivia sin temor a desacatos y el fin de la doctrina militar del revanchismo y agresiones futuras. Arica atraería inversiones inmobiliarias, turismo, comercio y manufacturas. ¿No le parece injusto que Iquique tenga ZOFRI por tiempo indefinido, aun teniendo el megaproyecto minero de Doña Inés de Collahuasi? Arica estaría en la boca del corredor Bioceanico del Pacifico – Atlántico. Mayor apertura de Chile a Brasil, su mejor socio regional y futura potencia mundial, a través del territorio boliviano. Mercado común regional entre ambos países. Asistencia de parte de Chile a Bolivia en lo que se refiere a Reformas Judiciales y Económicas. Apertura del potencial agrícola boliviano a los capitales chilenos. Potenciamiento de los recursos hídricos del norte chileno a través de los inmensos reservorios acuíferos de Bolivia. Establecimiento de una organización similar a la OPEP referente al litio del Salar de Atacama (Chile) y el del Salar de Uyuni (Bolivia), considerados las dos mayores reservas de litio del mundo, elemento que cumplirá un papel preponderante en la economía global de las próximas décadas. (Dicho elemento sustituirá al gas en lo que se refiere a bien energético, debido a que, su anterior sucesor; el hidrogeno, esta considerado como un material sucio en su elaboración)
    ¿Se da cuenta de las factibilidades en ambas partes?
    6)Tal vez estoy en desacuerdo en como escribe, pero en lo que si me reafirmo, es que su articulo objeto mi interés por escribir esta extensa respuesta (le agradezco si la leyó toda) y me obliga felicitarlo por su blog, que si bien intuye al debate, también genera polémica y hace que algunos nos atenemos a tomar en serio estos artículos. Lo único que puedo hacer, es que prosiga con su labor y forme parte de ese pequeño grupo de bloggers en español que genera respeto entre los internautas y escapa de la mediocridad (aunque sea abordando diferentes aristas). Por ello, estimado Rodrigo, considérese grato de mi parte, y recuerde que la deconstruccion es mi forma de ver los artículos del “otro”, esperando incluso que ese “otro” deconstruya mi vision subjetivista.
    Juan Pablo,

  12. es muy simple resolver este problema. simplemente ser conciente de los malos actos del pasado de nuestros gobiernos y que la colonia inglesa en el sur de america ex territorio-peruano robado con premeditacion y alegocia. no involucren a este pueblo con mucha riqueza cultural,geografica,historial.asisque devuelvan la salida hacia el oceano pacifico al ex-territorio peruano (Alto Peru) desmenbrado de la madre patria (Peru). por el gran dictador Simon Bolivar. y asi seran felices los pueblos de esta region.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 145 seguidores

%d personas les gusta esto: