Naufragando en un mar de casas

El trabajo de Livia Corona es uno de aquéllos con los cuales inmediatamente me dan ganas de ser amigo de la autora. Su nombre me era absolutamente desconocido hasta que hace una semana Onésimo Flores me recomendó su serie Two Million Homes for Mexico, un impactante documento gráfico que dotado de un gran sentido del humor retrata los impactos territoriales, ambientales y humanos de los últimos diez años de políticas habitacionales en México, cuando el gobierno delegó completamente en los privados la producción masiva, muy masiva, de viviendas para los trabajadores asalariados de bajos y medios ingresos.

Imagen: Livia Corona, Two Million Homes for Mexico

Imagen: Livia Corona, Two Million Homes for Mexico

Hay que decir que en términos de números la estrategia no fue nada de mala, que en pocos años la oferta habitacional se disparó hasta las nubes, llegando a ritmos ni siquiera soñados una década atrás, poniendo a disposición de los trabajadores viviendas de un valor accesible para bolsillos que antes sólo tenían respuesta en el mercado informal. Sin embargo, también se dispararon los efectos colaterales (fuego amigo que le llaman) de una industria que pondría verde de envidia a Henry Ford: expansión desmedida de las ciudades, incremento en los tiempos de traslado, destrucción del ecosistema peri urbano, infraestructura urbana colapsada, escasez de equipamiento, aumento de los niveles de CO2 emitidos, segregación, pérdida de identidad urbana, sobreexplotación de los mantos acuíferos, un legado arquitectónico y urbano más que dudoso, y una serie de patologías territoriales, ambientales, económicas y sociales que sería muy largo enumerar, pero que ya ha sido descrita en profundidad por autores como Alfonso Iracheta, Emilio Duhau, Ángela Giglia, Martha Schteingart, Clara Salazar y Peter Ward, entre otros.

Faltaba la visión artística – usualmente bastante lúcida – que hiciera el complemento de lo que estos académicos han denunciado desde los inicios del sistema, y allí es donde entra en acción Livia Corona con un conjunto de imágenes que no hacen más que desnudar a un modelo donde comúnmente se conjugan lo impresionante y lo grotesco, la versión Oxxo de las McMansions y sus miles de viviendas iguales desparramadas sin hacer distingo de topografía, clima y paisaje, remedo de ciudadelas con un solo acceso donde las bardas, barreras y rejas más que de seguridad son sinónimo de encierro para miles de familias que compran sueños de brillantes futuros que se desvanecen rápidamente al ver que el comercio prometido no llega, que el parque no tiene nadie que lo mantenga, que la escuela construida por el desarrollador no tiene presupuesto para maestros, que el transporte colectivo es caro y de mala calidad, y que donde el folleto indicaba canchas, juegos infantiles y biblioteca no hay más que un gran espacio baldío.

No es de extrañar que Livia Corona provenga de Baja California, si allí es donde se hace la vivienda más pequeña en México y donde los nuevos desarrollos han alcanzado dimensiones jamás vislumbradas por autoridades que fueron tremendamente exitosas en su propósito de masificar la vivienda en México, pero que en el camino olvidaron la misión primordial de planificar el crecimiento de las ciudades. Nacida originalmente como propuesta meramente artística, Two Million Homes puede constituir una herramienta más efectiva que cientos de sesudos estudios y análisis para revertir el desastre urbano que se vive hoy día en el país, que no hay que ser muy sensible para quedar impresionado y alarmado por imágenes que no hacen más que poner en cruda evidencia lo que por fatal acostumbramiento o comodidad hemos dejado que ocurra en nuestras ciudades.

Artículos relacionados:

De las minicasitas y los autogoles de media cancha

El muro de Ixtapaluca

Los guetos se visten de etiqueta

Oobject y 15 proyectos de vivienda desde el infierno

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: