Las viviendas, barrios y ciudades de Frei

Se podrá decir que la candidatura de Eduardo Frei tiene el brillo de un zapato de gamuza, la agilidad de un Titanic y el atractivo de un Yagán, pero soy un convencido que sigue siendo la mejor opción para el Chile de los próximos años. Por eso me dio una inmensa alegría poder leer el Informe de la Comisión Ciudad y Calidad de Vida, recién salido del horno y que contiene los lineamientos en materia urbana y habitacional de su programa de gobierno, un sólido documento que reconoce los grandes avances producidos durante los cuatro gobiernos democráticos anteriores pero que también se hace cargo de los lastres de políticas que produjeron efectos indeseados en nuestras ciudades y en la calidad de vida de sus habitantes: desigualdad en el acceso a bienes públicos, desintegración social en barrios y ciudades, políticas habitacionales desligadas de planes de transporte y usos de suelo, y una participación ciudadana incompleta y poco efectiva.

¡Eso es carisma!

¡Eso es carisma!

Si bien es cierto se basa en 5 elementos fundamentales (equidad urbana, integración urbana, recuperación de barrios, participación ciudadana, y sustentabilidad), yo discrepo con el equipo que elaboró la propuesta en el sentido que los tres primeros elementos constituyen más bien las líneas de acción sobre las cuales se actuará (espero) en el próximo gobierno, mientras que la participación ciudadana y la sustentabilidad (entendida en el concepto más amplio de la expresión) son los términos en los cuales se deben desenvolver cada una de las políticas y programas a desarrollar. Pelos de la cola en todo caso, que lo esencial está, y mi observación apunta a cómo se agrupan los elementos más que a la pertinencia de estos, que está fuera de toda discusión.

En términos más concretos, son 20 las propuestas concretas que la Comisión propone, que abarcan la escala de la vivienda, el barrio (gran avance en el gobierno de Michelle Bachelet), la ciudad y el territorio, conformando un todo coherente que continúa con el enfoque preferencial al 20 por ciento más pobre de la población en materia de vivienda, pero que amplía el rango de beneficiarios de las políticas urbanas a los 13 millones de chilenos que actualmente viven en ciudades, incorporando en ello no sólo programas destinados al mejoramiento del espacio público, sino además políticas de transporte y ambientales que en programas anteriores siempre fueron tratadas como materias aisladas de las temáticas urbana y habitacional.

En resumen, un excelente programa, completo, ambicioso pero aterrizado a la vez, que de materializarse puede ayudar a las ciudades chilenas a dar el gran salto de calidad que hace rato están debiendo.

El Informe se puede leer completo aquí

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: