Favor de rotar la pantalla en 90 grados

“Un nuevo barrio residencial se consolida en Concepción de la mano de Constructora Socovil: en un sector renovado lo invitamos a conocer Condominio Alto Río.

Con maravillosas vistas de la capital de la región, Alto Río se distingue por su bello diseño y calidad constructiva. Ubicado en un punto estratégico del gran Concepción, con supermercados, centros comerciales, y una fluida locomoción a la puerta, este espectacular edificio de 15 pisos te ofrece 5 alternativas de departamentos con entrega inmediata, con uno, dos o tres dormitorios, living-comedor, cocina amoblada y equipada con encimera, horno y campana, uno o dos baños y terraza, dependiendo del modelo. Alto Río es la opción urbana más acogedora y práctica del mercado.”

¿De quién es la culpa?

¿De los señores arquitectos que se quedaron dormidos en la clase de estructuras y sugirieron para hacer el trabajo al compadre calculista?

¿Del compadre calculista al cual le dio lata revisar sus fallidos cálculos?

¿Del mecánico de suelos que nunca hizo las calicatas donde había que hacerlas y utilizó un informe de otro terreno que estaba por ahí cerca?

¿De la gente de Socovil, que para ganarse unos pesos dio la orden de echarle más agüita al hormigón y poner fierros del 10 cuando los planos decían de 12?

¿De los profesionales de obra, que aceptaron construir algo distinto a lo que aparecía en los planos?

¿Del jefe de obra, que no se fijó que las enfierraduras del maestro Lucho no estaban bien amarradas?

¿Del maestro Lucho, que hizo las cosas a la rápida para poder agarrar luego otra peguita?

¿De los señores publicistas, que no avisaron que el palacio que vendían no era más que una covacha pegada con un escupo y que para ver el comercial había que rotar la pantalla en 90 grados?

Vaya a saber uno, pero urge tener una respuesta lo antes posible, no sólo para hacer justicia a las víctimas y sus familiares, sino también para limpiar el nombre del gremio de la construcción, que de no haber sido por la vergüenza del Alto Río podría decir con todo orgullo que ni una de las edificaciones levantadas en los últimos 20 años en Chile colapsó después de sufrir un terremoto devastador como pocos.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: