Dock Dock: el tamaño es lo de menos

Parece de juguete, pero no lo es. El hecho de ser el automóvil más pequeño del mundo (o uno de los más pequeños) no es la mayor gracia del Dock Dock. Los que tuvimos la suerte de asistir a la conferencia de Jaime Lerner, ex alcalde de Curitiba, en el Congreso de Transporte Sustentable, pudimos maravillarnos con su idea de un vehículo que a pesar de ser cerrado, tener cuatro ruedas y un volante redondo, en su concepto está más cerca de algo como Ecobici que del Smart. Y es que la creación de la oficina de Lerner no está pensada para el uso particular (lo que finalmente incrementa el parque vehicular, efecto indeseado de toda política de movilidad), sino como un automóvil que es un complemento del transporte público, y que se puede retirar de estaciones ubicadas estratégicamente cerca de las líneas de transporte colectivo, tal como sucede (o debiera suceder) en el caso de las bicicletas públicas.

¿Qué tan pequeño es el Dock Dock? Tanto como para que quepan seis de ellos en la superficie que ocupa un automóvil común y corriente, pero tan espacioso como para que en su interior tengan cabida los fáciles 100 kilos de Lerner, un hombre-niño que a sus 72 años sigue siendo una fábrica de sueños inagotable, un arquitecto que no deja de maravillarse con la ciudad y la infinita gama de oportunidades que ésta regala a la mente del que sepa observarla y quererla.  

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: