Richard Rogers y 3,477 estacionamientos en Reforma

La historia la cuenta Víctor Legorreta en un abarrotado teatro Carlos Lazo en la UNAM. Resulta que la oficina que tiene con su padre, el afamado arquitecto Ricardo Legorreta, se asocia con su amigo no menos famoso Richard Rogers (vaya combinación) para realizar el proyecto del nuevo edificio corporativo de BBVA Bancomer, localizado en pleno Paseo de la Reforma, frente a la Torre Mayor. Todo va bien hasta que a Rogers le hacen saber el número de estacionamientos requerido por la mole de 50 pisos y 183 mil metros cuadrados de construcción. En ese momento casi se le cae el poco pelo que le queda.

Acostumbrado a hacer edificios de características más o menos parecidas, a Sir Richard no le cabe en la cabeza que más del 40 por ciento del espacio construido en uno de los terrenos más caros de la ciudad se dedique a estacionamientos. En efecto, y aunque parezca increíble, la nueva torre destina casi la misma superficie a albergar automóviles (76,000 m2) que a oficinas (78,600 m2). Sencillamente no entiende tal despilfarro, especialmente considerando que el inmueble se ubica en un lugar particularmente bien abastecido de transporte público: la estación de Metro Chapultepec se encuentra a 300 metros, y el Metro Sevilla a 400, la línea de Metrobús está a poco más de un kilómetro, en la zona funciona el sistema de Ecobici, y por si fuera poco, por Reforma pasan los buses RTP Expresos, bastante más cómodos que los peseros que inundan el resto de la ciudad. Es que en la retina de Rogers está la imagen de sus proyectos europeos, donde los cajones de estacionamientos, por grande que sea el edificio, se cuentan con los dedos de la mano, y generalmente están reservados para vehículos de emergencia o de personas con discapacidad. ¿Y entonces cómo llegan los gerentes y altos ejecutivos? En taxi, metro, bicicleta, bus o caminando, que a nadie se le pasa por la cabeza llegar en su automóvil particular a un lugar donde el precio del suelo y la alta demanda hace poco aconsejable destinar mucho espacio a sitios para aparcar coches. El sector de Reforma no se diferencia mucho de este paisaje, pero aquí la lógica urbana parece funcionar de manera diametralmente opuesta. Y es que colocar 3,477 cajones de estacionamiento en un lugar céntrico, ya congestionado pero bien abastecido de transporte público, no sólo constituye un derroche injustificable de recursos económicos. También es un gran incentivo para la llegada de más vehículos a una zona de grandes atributos urbanos pero que está siendo aniquilada por la masiva presencia de automóviles para los cuales sencillamente no hay espacio.

Esta vez la culpa no es de los arquitectos. Víctor Legorreta señala que el alto número de cajones se debe a exigencias normativas propias del DF, lo que es cierto, pero no es menos cierto que si esas normas antediluvianas no existieran, los mandantes con toda seguridad habrían planteado la necesidad de contar con muchos, muchísimos estacionamientos. ¿O alguien se imagina a uno de los altos ejecutivos de BBVA saliendo de la estación de Metro Chapultepec o andando en un RTP? Las vacas volarán primero.

Según se informa, el proyecto de los Legorreta y Rogers pretende obtener calificación LEED Gold. Tiene el diseño y todas las ecotecnologías necesarias para lograrlo. El problema es que LEED es una herramienta tremendamente incompleta que no toma en cuenta variables de alto impacto ambiental que son efecto de la construcción de edificaciones convenientemente presentadas como ambientalmente amigables. ¿Puede ser considerada sustentable (cada vez detesto más la palabra) una obra que provee casi 3 mil quinientos estacionamientos en un área donde debiera haber sólo unos pocos? Importa poco que el edificio tenga techos verdes o jardines interiores, que para absorber todo el CO2 generado por los autos que allí se darán cita se necesitarán unas cuantas hectáreas de bosque que el proyecto está lejos de proveer. Moraleja: no todo lo que brilla es verde.

Palabras al cierre

El nuevo centro operativo de BBVA, proyectado por Skidmore, Owens & Merrill (el dinero no fue obstáculo para contratar arquitectos), ubicado a 1.8 kilómetros de la torre, contará con otros 2,700 estacionamientos. En total, una sola institución aportará casi 6 mil 200 cajones a una zona donde los automóviles hacen nata. ¿Culpa de la norma o de la absurda y arraigada creencia que el estacionamiento es un derecho humano fundamental que justifica cualquier sacrificio con tal de proveerlo?

10 Comentarios en Richard Rogers y 3,477 estacionamientos en Reforma

  1. Que me he quedado con la boca abierta al conocer el número de autos que estarán albergados en tal edificación! estando en total acuerdo con el artículo respecto a la contaminación que se generará en un sólo espacio. Actuando y creando supuesta obras magnas sin pensar siquiera en las posibles agresiones al medio ambiente.

    Por otro lado me interesa saber si ustedes saben algo acerca de la nueva construcción que están llevando a cabo en Interlomas, al parecer están invirtiendo en nuevas edificaciones, ésta se impone y creo que tienen un estilo muy vanguardista sin embargo no sé exactamente qué es lo que planean abrir en la misma.

    ¿Ustedes la han visto? y ¿saben de qué se trata?

    ¡Saludos!

  2. Hola Rodrigo, primero te felicito este esfuerzo es encomiable y muy necesario, una duda ojalá puedas ayudarme, necesito bibliografía, estudios o datos acerca de la conveniencia de hacer exámenets difíciles para obtener la liocencia de manejo, es decir cuantas vidas se salvarían al año en México si obtener la licencia fuera tan complicado como en Europa, cuanto dinero en accidentes ahorraríamos si fuera necesario estudiar varios meses en una escuela y aprendieras todo lo que desconocemos y para un europeo es cosa diaria, muchas gracias.

    • Rodrigo Díaz // 7 enero 2013 en 11:04 pm // Responder

      Estimado Claudio,

      Muchas gracias por tus comentarios. Si la memoria no me falla, hay algunas páginas dedicadas al tema en Tráfico, de Tom Vanderbilt. Es difícil estimar cuántas vidas podrían salvarse, pero está claro que hay una relación directa entre mayores requisitos para la obtención de licencias de conducir y reducción de accidentes de tránsito. Apenas averigüe algo más concreto te lo envío.

      Saludos

  3. Fantástico el artículo al igual que la entrada titulada “Manifiesto Vertical”.
    Mi más sincera enhorabuena.

  4. Cesar Simborth // 15 octubre 2013 en 8:47 am // Responder

    Excelente post blog “Pedestre”. Como aqui se manifiesta a traves del ejemplo de la torre BBVA Bancomer. La normativa de estacionamientos para el DF al ser contrastada con la de otras ciudades Alpha en el contexto internacional (New York, Chicago, San Francisco, Mumbai, Singapore…) tiene requerimientos muy altos de estacionamiento accesorio. Casi comparables a los que se requiren en los suburbios de ciudades californianas (auto oriented). Estuve recientemente haciendo una investigacion de la normativa de estacionamientos en Mumbai, que exige cerca de 0.7 estacionamientos/100m2 (Mexico exige 3.3 e/100m2) en proyectos de oficinas y comprobamos que un porcentaje importante de estos se encuentran vacios incluso en las horas pico del horario de oficina. Seria interesante saber que es lo que pasa en Mexico al respecto. Saludos

  5. Reblogueó esto en salvolomasy comentado:
    La estupidez humana aunada a la presuntuosa soberbia de los wannabe que no conciben su existencia sin la posesión de un automóvil.

  6. La realidad es que comparar con ciudades europeas de excelente urbanismo no es la mejor idea. Me encantaría que lo expuesto en el artículo se debiera solamente a la mentalidad del mexicano, pero tristemente, no sólo se necesita que a los gerentes les pase por la cabeza utilizar el transporte público. En mi caso, si “cambiara de mentalidad”, un traslado de 7 minutos se convertiría en uno de al menos 70. Prometo que no exagero. Claro, no estoy hablando de Reforma, pero sí de Santa Fe.

  7. SEgun los estudios de movilidad para la zona realizados por una prestigiosa compania internacional no hay ningun indicio de que el transito vaya a mejorar en todo el poligono de la colonia juarez y alrrededores en los proximos 10 años. La propia cultura del pais y el retrazo en las politicas de desaliento del uso del automobil hacen que las posibilidades de mejora sean inexistentes por el momento.

  8. JUAN CARLOS LEIVA PONS // 26 junio 2015 en 2:19 pm // Responder

    Yo lo que veo aquí, es un tema MUCHO más grande.

    Creo que nuestras autoridades y nuestros inversionistas privados se han venido equivocando históricamente y han permitido –y provocado- la saturación de las zonas de Reforma, de Santa Fé, Insurgentes, entre otras y con ello, de la misma ciudad de México. Sin tener los datos en mano, yo estimo que de un 80 a 90% de los grandes corporativos empresariales y el 100% de las Secretarías de gobierno, están ubicadas en la ciudad de México.

    Quisiera imaginarme un México, en donde el desarrollo urbano hubiera ido de la mano del desarrollo empresarial de manera coordinada y distribuida a lo largo y ancho del país. Donde todos aquellos que están renovando sus grandes corporativos se hubieran establecido en diferentes ciudades de la República.

    Por ejemplo, los bancos distribuidos entre Mérida, Guadalajara y Torreón; las telefónicas en Monterrey, Tijuana y Querétaro; las automotrices en San Luis Potosí, León, Hermosillo y Saltillo; las de alimentos entre Culiacán, Villahermosa y Aguascalientes; las de consumo en Toluca, Morelia y Oaxaca; una televisora en México, otra en Monterrey y otra en Guadalajara. Que las Secretarías o instituciones del Gobierno Federal se distribuyeran también en varias entidades. Así como el INEGI está en Aguascalientes, y generó más de 5,000 empleos, podrían haber también salido otras instituciones.

    Algo similar sucede en Estados Unidos, en donde Pittsburgh es la ciudad del acero; Detroit, la del automóvil; el entretenimiento está en Los Ángeles, Nueva York, Las Vegas, Atlantic City y Orlando; la tecnología en las zonas cercanas a Sillicon Valley; en Houston y Dallas el petróleo, Chicago el comercio agrícola, etc. Y alrededor de ellas se desarrollan otras ciudades que las abastecen como Akron, Cleveland, Flint y muchas más para Detroit.

    Este tipo de desarrollo traería múltiples beneficios al país. El primero, disminuir la saturación de la ciudad de México y entonces, ya no serían preocupación “los lugares de estacionamiento para los ejecutivos de las grandes empresas”, ni la infraestructura para el acceso a ellos. Pero, a nivel regional, se abren muchísimas oportunidades. Empleos por supuesto pero, alrededor de ellos, se desarrollan todos los proveedores que dan servicios a dichas industrias, como: Agencias de publicidad, mensajerías, transportes, firmas legales y contables, tiendas de artículos de oficina, servicios de limpieza, etc. Más universidades y especialidades afines a la nueva “vocación” de la ciudad, con ello, preparatorias y secundarias; maestros de mejor nivel, migración de estudiantes en busca de su carrera.

    Se pagarían mejores salarios que lo que actualmente se pagan en provincia y por abajo de lo que se gana en la capital (desde directores hasta afanadores). Y con ello, toda una cascada distribución del ingreso a través de un mayor consumo. No entiendo mucho de la parte fiscal pero, creo que se generarían también mayores ingresos para las administraciones locales.

    Al haber estos polos económicos, se tendrían que desarrollar los aeropuertos, las centrales camioneras, las carreteras, quizá los (mentados) trenes y la infraestructura y servicios urbanos. En lugar de tener 3 grandes ciudades (México, Guadalajara y Monterrey) quizá podríamos tener 20 o hasta 30 de ellas.

    Sin ser experto en desarrollo urbano ni economista, A MÍ, esto me parece lógico. Sin embargo, los que toman las decisiones en el país, yo creo que ni siquiera lo han considerado.

    En los últimos 20 años se ha permitido el establecimiento desmedido de edificios corporativos en la ciudad de México. Y son las principales empresas de México quienes ya se han cambiado a estos nuevos edificios para “vivir” ahí por muchos años. Haciendo que esta oportunidad se extienda, al menos, a 30 años de atraso.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 261 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: