Una obsolescencia demasiado anunciada

Copio lo que escribí el 6 de mayo de 2010:

“En efecto, y tal como lo señala de manera bastante didáctica Tom Vanderbilt en su ya clásico Traffic, las supervías urbanas ayudan a descongestionar el tráfico sólo durante un breve período de tiempo, al cabo del cual toda la red vial, la nueva y la antigua, vuelve a estar saturada, tal como en un comienzo. Lo que ocurre es que, créase o no, la promesa de nuevas vías rápidas atrae a conducir a muchas personas que antes de su construcción se desplazaban por medios distintos al automóvil particular. Estos nuevos automovilistas, que Vanderbilt llama latentes, cuesta un mundo que retomen sus antiguos hábitos de movilización una vez que la red vial está congestionada nuevamente.”

4 días después, el 10 de mayo de 2010, repetí más o menos lo mismo:

“…al menos para mí está claro que el problema no es la falta de calles, sino el exceso de automóviles circulando. Las autoridades del DF no lo han entendido así, y persisten con la política de construir grandes autopistas urbanas que no hacen más que alimentar a un monstruo insaciable que a los pocos años las vuelve a congestionar, oportunidad en que se vuelve a plantear la construcción de nuevas vías para satisfacer las necesidades de un parque vehicular cuyo límite es el infinito.”

Majadero, el 17 de mayo de 2010 señalé:

“…sucede que las autopistas urbanas suelen ser bastante exitosas durante sus primeros meses de funcionamiento, haciendo el tránsito más expedito tanto dentro como fuera de ellas. Es por ello que generalmente se planifican para estar terminadas pocos meses antes de una elección, cosa que el político candidato alcance a cortar la cinta de inauguración y a gozar de la luna de miel que se establece entre la obra y una ciudadanía ansiosa de premiar con su voto a quien tanto hizo por mejorarles la vida. Los problemas usualmente empiezan a presentarse al año de existencia, cuando producto del tráfico inducido tanto las nuevas como las viejas vías empiezan a congestionarse a ritmo acelerado, para finalmente llegar a la misma situación desde donde se empezó pocos años atrás.“

Por si no quedó claro, volví con el discurso el 19 de agosto de 2010:

“…tampoco me parece inteligente lo que se propone, una solución que no hace más que fomentar la entrada de más automóviles al ya saturado espacio vial de la ciudad. Sus promotores dicen que la Supervía tiene un profundo sentido social al permitir que sobre ella circulen vehículos de la locomoción colectiva, pero lo que ellos no tienen en cuenta es que estos autobuses en el corto tiempo no harán más que compartir congestión con los miles de autos particulares que inundarán la vía al poco tiempo de inaugurada, tal como ha sucedido históricamente gracias al ya popularizado fenómeno del tráfico inducido, que es más real de lo que muchos escépticos creen.”

Y ahora copio lo que apareció en la edición de hoy 17 de mayo de 2011 de El Sol de México:

“A poco menos de un año del recién terminado Viaducto Elevado del Periférico Norte, que fue entregado totalmente en noviembre del 2010, esa importante vialidad de la región norte-poniente de la Zona Metropolitana del Valle de México ya está saturado, porque en las llamadas “horas pico”, entre las 08:00 y las 10:00 horas, se circula en esa vialidad, entre la zona de Plaza Satélite a El Toreo (7 kilómetros), a sólo5 kilómetrospor hora.

Desesperados, los automovilistas tienen que esperar pacientemente llegar a El Toreo, porque ya estando dentro del Segundo Piso del Periférico, no les queda ni una sola salida, y sólo pueden salir, por lo que el final de esta vialidad por las mañanas, es decir la salida a Río San Joaquín o al Periférico hacia el sur.” (La confusa redacción no es mía, yo sólo me limito a copiar)

¿Pitoniso, adivino? En absoluto, si no hay que ser un doctorado en la materia para saber lo que va a pasar con los segundos pisos y la gran mayoría de las carreteras intraurbanas; la experiencia nacional e internacional es clara y concluyente al señalar su rápida obsolescencia. Por lo demás, no he sido el único en vaticinar tan claro futuro: ahí están decenas de artículos de personas como Onésimo Flores, Andrés Lajous y toda la banda de Guadalajara que por todos los medios han señalado la inconveniencia de embarcarse en este tipo de proyectos. Y sin embargo se siguen construyendo.

El gordo de 200 kilos se queja amargamente de no poder encontrar pantalones de su talla, como si el problema estuviera en las tiendas de ropa y no en su exceso de peso. Lo mismo ocurre con el tráfico urbano: seguimos alimentando a un gordo insaciable al cual todos los pantalones –en este caso la infraestructura vial- tarde o temprano le van a quedar chicos si no cambia de manera radical sus hábitos.

Así concluye la nota de El Sol:

 “Se considera que cuando ya esté totalmente terminado el Viaducto Elevado, será una importante respuesta para el problema de tráfico vehicular de la región norte-poniente del Valle de México”.

La historia se repite, primero como tragedia y luego como farsa.

9 Comentarios on Una obsolescencia demasiado anunciada

  1. Una basura, la solución no son mejores vías, sino una reducción de población y la utilización de dos vehículos como máximo por familia; me gustaría que los chilangos dejaran de reproducirse como bestias y que dejaran de trasladarse a otras ciudades para su propagación, posiblemente una política China les vendría bien en ese aspecto.

    • Dos vehículos son muchos vehículos… A menos que estés hablando de vehículos sensibles al entorno: Vehículos ligeros, no basados en petróleo, como las bicicletas. Y un mayor uso del transporte público.
      Las sociedades del tercer mundo, así como la mayor parte de las de EUA, viven obsesionadas con el status que les da el moverse en coche particular — Pero terriblemente perjudicial, especialmente en megaciudades como la nuestra.
      Y sí, moverse en automóvil particular es muy importante, para mucha gente inevitable, pero… ¿Dos autos por familia? Eso casi siempre es excesivo. Y por otro lado, en los casos en que es justificado, poner un límite duro como el que mencionas resultaría injusto.
      ¿Qué otra cosa podría hacerse? Bueno, reflejar el costo real de los combustibles: Aumentar el costo de las gasolinas, buscando disminuir el uso del automóvil, y mantener subsidiados los combustibles para transporte público y transporte de carga.

      • No sé por qué te haces cuestionamientos que tú solo te respondes, simplemente pon tus opiniones, no es necesaria tanta parrafada sinsentido; lo que propones como “vehículos sensibles al entorno” no son opción en una ciudad grande, aun cuando todos usáramos bicicletas, implica introducir factores como bajo desempeño en las empresas, tiempos de trayecto sumamente elevados y miles de despidos en compañías dedicadas a la creación de vehículos de gasolina.
        Aumentar el costo de la gasolina es una brutalidad de tu parte, porque eso implica subir el costo de todos los alimentos, todos los productos son transportados por medio de vehículos que utilizan gasolina, no seas tan indocto, a menos que se utilizaran otros combustibles o que la tecnología fuera tal, que se pudiera prescindir de la gasolina, sería viable tu aserción sin fundamento; lo que si sería bueno es tener más transportes colectivos; y ya vi que te quedaste sin entender el concepto de dos automóviles por familia, pero estadísticamente son tres carros los que se utilizan normalmente por cada familia mexicana con un ingreso regular.
        Por mi parte esta discusión está archivada, espero que en el futuro reflexiones antes de sacar lo primero que tu razonamiento encuentre.

      • chicoyeye, esto va como respuesta a la tuya, pero no me aparece un botón dentro de tu mensaje. Respondo aquí, pues.

        lo que propones como “vehículos sensibles al entorno” no son opción en una ciudad grande, aun cuando todos usáramos bicicletas, implica introducir factores como bajo desempeño en las empresas, tiempos de trayecto sumamente elevados y miles de despidos en compañías dedicadas a la creación de vehículos de gasolina.

        Cosa de que lo estudies un poco. Primero, en la mayor parte de los trayectos, desplazarse en bicicleta resulta sensiblemente más rápido que hacerlo en auto particular, por increíble que pueda parecerte. Te lo ilustro con ejemplos: Yo vivo muy cerca de la Ciudad Universitaria. Cuando tengo que ir al centro de Tlalnepantla intento hacerlo en bici — Hago cerca 90 minutos. Trabajo a diario a aprox. 6Km de casa; casi siempre vengo en bici. Más que bajo desempeño, el ir haciendo ejercicio moderado me hace iniciar el día cargado de ganas (especialmente en relación a cuando vengo en auto). ¿Lo de los despidos en compañías fabricantes de automóviles que elucubras? Claro, todo cambio de comportamiento social trae como consecuencia un ajuste en el mercado. ¿Qué esa gente no sería contratada en fábricas de bicicletas? ;-) O siendo más realistas, ¿Desaparecería por completo la industria del automóvil? ¡No, claro que no! Nunca dije que me gustaría que fuera ilegal manejar automóvil particular.
        Claro, soy consciente de muchos otros argumentos — Hay gente que por su salud, o por sus horarios, o por lo que sea, no querría o no podría hacer el cambio. Bueno, por eso es también muy importante crear un cambio de rutina, favoreciendo el transporte público. Sé que para muchos hoy en día no es opción — En la ciudad llega a ser incómodo, lento, y “feo”. Pero si se incentiva una transformación, alejándonos de los autos particulares, y de hecho penalizando el abuso del transporte en auto particular. ¡La ciudad puede ser mucho más vivible!

        Aumentar el costo de la gasolina es una brutalidad de tu parte, porque eso implica subir el costo de todos los alimentos, todos los productos son transportados por medio de vehículos que utilizan gasolina, no seas tan indocto, a menos que se utilizaran otros combustibles o que la tecnología fuera tal, que se pudiera prescindir de la gasolina, sería viable tu aserción sin fundamento; lo que si sería bueno es tener más transportes colectivos; y ya vi que te quedaste sin entender el concepto de dos automóviles por familia, pero estadísticamente son tres carros los que se utilizan normalmente por cada familia mexicana con un ingreso regular.

        ummm… Te aceptaría que es una brutalidad si yo pudiera decididr unilateralmente en cuestiones de políticas públicas, pero me estoy limitando a participar en el debate… Cuando yo sea rey y gobierne por decreto, podrás criticarme. Pero me aseguraré de meterte en una cárcel muy obscura antes de que nadie te escuche. ¿Te parece? Vamos pues a discutir sin tanto brinco.
        Creo que con las estadísticas de tres carros por familia estás recortando por debajo de la gran mayoría de la población, que no es de clase media-alta para arriba. El parque vehicular de la Ciudad de México se estima en 3.5 millones, esto es, un auto por cada 7.14 personas. Según datos del INEGI, el tamaño promedio de las familias en el DF es de 3.6 habitantes (a nivel nacional, 3.9). Por tanto, hay aproximadamente un auto por cada dos familias.
        Pero el punto va más allá de la gasolina: Aunque mañana por la tarde alguien encuentre cómo realizar fusión nuclear controlada y la energía se vuelva baratísima, sencillamente esta densidad de autos hace de la vida de los citadinos un infierno. Tienes que reconocerlo — ¿No es acaso cosa de todos los días el que escuches un “buts qué tránsito”? ¿Cuánto tiempo perdemos en embotellamientos? La ciudad sólo puede ser vivible si abandonamos, en la medida de lo posible para cada quien, los autos particulares a favor de medios menos agresivos –como la bicicleta– o masivos –como el transporte público.
        Un aumento al costo de la gasolina (únicamente la gasolina, no el diesel, no el gas LP — O con un sistema de subsidios para el sector productivo) no tiene por qué encarecer sensiblemente los insumos.

        Por mi parte esta discusión está archivada, espero que en el futuro reflexiones antes de sacar lo primero que tu razonamiento encuentre.

        Precisamente. Participo en varios foros dedicados al transporte sustentable y al urbanismo. No, no es mi área de especialización, pero sí he leído lo que ha estado a mi alcance al respecto, y participo de varios grupos presenciales (no sólo discurso en Internet, pues al respecto. Y claro que me da gusto que esta discusión se archive, espero que más gente pueda seguirla, y seguir lo que tú y yo argumentamos. Es más, espero que tú sigas esta respuesta que te estoy enviando, me gustaría conocer tu opinión.

  2. Salvador Medina Ramírez // 17 mayo 2011 en 10:27 pm // Responder

    Rodrigo,

    Esa última frase, tan poderosa la use para un post que hable de lo mismo en animal político. La tragedia no tardara en surgir.

    http://www.animalpolitico.com/blogueros-el-blog-de-anca/2011/01/12/autopistas-urbanas-la-historia-como-farsa-y-tragedia/

    saludos.

    @ElNahual

  3. Urb. Juan Luis // 19 mayo 2011 en 9:35 am // Responder

    Buen debate de “Chicoyeye” y “Wolf”.
    Mi punto de vista respecto al tema es: que el verdadero problema de todos estos cuestionamientos controversiales son los servidores públicos encargados de tomar las decisiones prioritarias en la ciudad, ya que ellos no tienen la suficiente preparación o capacidades (sensibilidad social, conocimientos teóricos, educación, análisis técnicos, etc.) para brindarle a nuestra ciudad lo que realmente necesita. Los cargos públicos en esta ciudad aun son heredados o manipulados, no tenemos que buscar mucho para descubrir que las personas en el gobierno no están preparadas para desempeñar sus cargos, por lo que lamentablemente no podemos esperar mucho de nuestras autoridades. Y tristemente a pesar de las inconformidades este hecho no parece poder cambiar.

  4. Que tal

    Yo creo que las reformas integrales que hace el gob federal aunado a las politicas preexistentes economicas, solo han alentado el crecimiento micro de Mexico(quiero decir micro que no es suficiente), el sistema tributaria es un arma de 2 filos y es contradictorio pensar en que en el nos vamos a salvar porque contribuye al crecimiento del pais, no es un plan de 3,4 o 10 puntos el que como pais necesitamos, necesitamos de un proyecto especial que reforme y haga hincapie en que lo nosotros necesitamos mas es ayuda, ayuda de como empezaremos y formar una estrategia de adonde queremos llegar, esto no se construye con tecnicas estadisticas ni econometricas, esto se construye con planes transparentes que nos beneficie a la sociedad mexicana y no solo a familias especiales, si no saben como actuar entonces copiense de modelos ya exitosos simplemente una transferencia de tecnologia no le hace mal al pais, como mexicanos tenemos sentido de la razon y de la vida, debemos aceptar que si la politica fiscal nos hace daño porque no contribuye en mejorar el mercado ni al pais, debemos proponer y razonar de manera logica que podemos hacer nosotros, fuera del sentido de mi parrafo. Les dejo 2 opciones para crecer como pais.

    1.-Generemos mas comercio y servicios en nuestro mercado, sea formal o informal, definitivamente nadie nos ayuda a que esto acabe, solamente lo empeoran
    2.-Por favor sean responsables, la tasa de natalidad en mexico es denigrante, mientras mas humanos se traigan al mundo mas se encarecera todo, “Quiero pensar que el dicho de que al Mexicano le gusta estar jodido no es cierto”, pero en estos momentos y calculo que para los siguientes años la situacion no mejorara del todo al existir sobrepoblacion en donde ya no haya empleo, ni programas ni servicios dado que los recursos son limitados y que la sobrepoblacion no es correcta en este pais.

    Ciao

  5. Me encanta leer todo lo que escriben, realmente estoy inspirada a dirigir mi carrera al campo del urbanismo. El problema es evidente, ahora falta convencer a la gente y al gobierno de hacer el cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147 seguidores

%d personas les gusta esto: