Cabezazos en Chapultepec

La máxima rioplatense dice que pasa la pelota o el jugador, nunca ambos. En el caso de esta acera de Chapultepec pasa el bastón o el perro que guía al amo, pero no el amo. ¿El árbol es anterior o posterior a la construcción de la banqueta? Si es posterior, le tomó un buen tiempo atravesarse de lleno en la línea de recorrido de las personas, tiempo suficiente como para haber tomado medidas tendientes a evitar tanto cabezazo inútil de la población no vidente o distraída de la capital. Si el árbol ya existía cuando la acera se hizo, quiere decir que no nos queda otra que volver a las cavernas.

No me extrañaría que, víctima de una ventolera o una fuerte lluvia, el árbol pronto cayera sobre la cabeza de un automovilista o un peatón. En ese instante se le echará la culpa al cambio climático.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: