Un tranvía en medio del campo

Verdes praderas, turbinas eólicas, un campo de flores. Faltó una ballena. Jamás he visto un tranvía –modo eminentemente urbano- circular en un contexto así. El alcalde de Oklahoma City, Mick Cornett, considera esto de lo más normal, y como cree que la mayor virtud de un streetcar –como allá les gusta llamarlos- es su bajo impacto ambiental, entonces lo rodea de mucha naturaleza para lanzar su campaña para el mejoramiento del transporte público en su ciudad. Nada le gustaría más que el tranvía fuera a vela.

Buena iniciativa, sin duda, pero dudoso el mensaje, sobre todo para justificar la millonaria inversión que siempre hay detrás de todo tranvía moderno. En lo personal, hubiera preferido que hablara de su comodidad, de su carácter silencioso, de su capacidad para satisfacer adecuadamente determinadas demandas, de lo bien que su discreta infraestructura se adecua a los centros históricos… El que sea un medio ambientalmente amigable no deja de ser un saludable atributo, pero a la hora de elegir cómo transportarnos en la ciudad son otros los factores que la mayoría de la gente toma en cuenta, como el precio, la rapidez, o la comodidad. Lo siento, pero está comprobado que el medio ambiente pesa poco en nuestras decisiones de movilidad. Vaya un ejemplo que le gusta citar a Jan Gehl: una encuesta hecha a los ciclistas de Copenhague –que contribuyen con el 30 por ciento de los viajes en la capital danesa, señalaba que menos del 1 por ciento de ellos prefería ocupar la bicicleta por razones medioambientales. Da lo mismo, que no importa en lo más mínimo que no piensen en el planeta cuando pedalean; éste igual les agradece su inconsciente conducta.

Alcalde: el tranvía es ambientalmente amigable no tanto porque funcione en base a electricidad, sino porque ofrece una atractiva alternativa al uso del automóvil, porque ocupa poco espacio –que puede compartir con otros medios-, y porque al masificar su uso también se fomenta la caminata en la ciudad. Las turbinas, las praderas y las flores sobran en el aviso; no son más que cuento verde.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: