El adefesio de Castro

Imagen: Plataforma Urbana

  1. Habrá que decir que el adefesio no apareció de la noche a la mañana. Se ha estado construyendo durante meses, a vista y paciencia de locales y afuerinos que hasta el momento no habían dicho ni mu (o los pocos que lo hicieron no tuvieron el eco mediático y ciudadano que su cruzada merecía). Miles de turistas lo vieron en sus vacaciones, pero al parecer a nadie se le atragantó el pulmay y los chapaleles por su culpa (será porque los restoranes miran al mar). ¿Por qué nos demoramos tanto tiempo en ver al rey paseando en pelotas, y sólo ayer nos despertamos indignados? ¿Por qué la comunidad de Castro –y también la nacional- no se levantaron en masa contra la entrada de este elefante en la frágil cristalería chilota? Leo en Plataforma Urbana que no son pocos los chilotes que apoyan la construcción del coloso, visto como gran generador de empleos y motor de reactivación de una economía decaída, como si hipotecar la forma e imagen de una ciudad fuera la única manera de lograr esto. A mayor abundancia, el señor alcalde señala que “la mayoría de la gente de Castro y el concejo municipal quiere el mall, pero siempre que se encuadre dentro de la ley y al plan regulador comunal”. Estoy muy lejos para decir que los pueblos tienen los malls que se merecen, pero me dan ganas de pensarlo. A lo mejor los errados somos los santiaguinos.
  2. Interesante caso el de Chile, donde los proyectos que atentan contra la naturaleza mueven mucho más a la ciudadanía que aquellos que destruyen las ciudades donde esta misma ciudadanía vive. Así, el inversionista rapaz tiene más problemas haciendo pelotasla Patagoniaque el centro de una ciudad rica en patrimonio urbano y arquitectónico.
  3. Los instrumentos de planificación territorial chilenos están planteados a la manera de una serie de prohibiciones, donde queda más o menos claro qué es lo que no se quiere, pero jamás lo que realmente se desea para una ciudad. En un marco así, toda aquella obra no explícitamente prohibida y que calce dentro de los límites de un estudio de cabida es legalmente prístina, aunque destroce la mitad de una ciudad. Como que ya va siendo la hora de dar un gran salto cualitativo en nuestra legislación urbana, en el que la forma de la ciudad futura se piense a detalle, especialmente en aquellas zonas de alto valor patrimonial, frágiles por naturaleza, donde su intervención no puede quedar en manos del cálculo multiplicador de metros cuadrados de un inversionista a quien la forma e imagen de la ciudad tienden a importarle un soberano pepino.
  4. Siguiendo con lo anterior, el cumplir con la legislación vigente no debiera ser el único requisito para la construcción de un proyecto de estas características y dimensiones. La incorporación de formas de participación ciudadana con real poder de decisión resulta urgente para poner freno a las posibles aberraciones que siempre se filtrarán por las rendijas de toda norma urbana.
  5. Otro funeral de lujo para el comercio de barrio, visto en Chile como un resabio del país pobre que queremos dejar atrás, cuando en países desarrollados se hace todo lo sumamente posible para mantenerlo vivo.
  6. Detrás de todo atentado de este calibre se esconde la firma de un arquitecto que se retuerce de la risa al oír los cuestionamientos a su legado. ¿El gremio no tiene nada que decir al respecto? A lo más se reprocha la obra, pero no a quien la proyectó.
  7. Ya lo decía Nicanor Parra, creemos ser país y la verdad es que somos apenas paisaje.

3 Comentarios en El adefesio de Castro

  1. Patricio Díaz B. // 1 marzo 2012 en 11:09 am // Responder

    Lo positivo. Para que viajar hasta Chiloe, puedo disfrutar lo mismo en el Parque Arauco o el Alto Las Condes.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: