¡Ups! Axa y la responsabilidad social empresarial

La definición dada por Wikipedia para Responsabilidad Social Corporativa (o de la Empresa, como quiera llamársele) dice que es “la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar sus situación competitiva y valorativa y su valor añadido”. Yo añadiría que esta responsabilidad debe ser primero en las labores o funciones que son inherentes a la empresa o institución; es decir, antes que nada debe verse reflejada en sus productos y procedimientos internos y externos. Si el término resulta algo jabonoso es porque un buen número de empresas lo utiliza con todo desparpajo para disfrazar simples campañas de lavado de imagen (greenwashing si tienen algo parecido a algún componente ecológico) que cubren con un manto de blancura dudosas prácticas internas e impactos sociales y ambientales altamente cuestionables.

La gran responsabilidad social de las empresas parte con sus trabajadores, ofreciéndoles sueldos dignos y condiciones laborales apropiadas. Continúa con sus proveedores, a los que se les brinda un trato justo. Sigue con sus obligaciones fiscales, cumplidas siempre en forma. Esta filosofía de la responsabilidad se traspasa a los clientes, a los que se ofrece un producto o servicio de calidad, siempre otorgando una respuesta satisfactoria ante las posibles fallas que éste puediera presentar. Finalmente, el círculo se cierra con las instalaciones y procedimientos de la empresa, respetuosos con el medio ambiente y el entorno físico y social que le rodea.

En este sentido, importa poco que la Fundación Telmex financie proyectos educativos o deportivos cuando estos son financiados por los abusos que la compañía comete a diario contra sus clientes.

Importa poco que WalMart tenga una fundación para impulsar proyectos que promueven la seguridad alimentaria cuando el más grande empleador del mundo llega a su posición dominante a través de sueldos de hambre, tratos leoninos con sus proveedores (especialmente los que no cuentan gran poder de negociación), y la aniquilación del comercio local que rodea los supermercados.

Importa poco la labor filantrópica del payaso Ronald McDonald cuando la compañía que representa es responsable directa de la mala alimentación -y los problemas de salud derivados- de millones de gordos en todo el país.

Importa poco que Televisa tenga una fundación que financia proyectos educativos y culturales. Mejor sería para el país que pagara religiosamente sus impuestos y no fuera objeto de perdonazos escandalosos.

La responsabilidad social no sólo involucra lo que se ofrece, sino cómo se ofrece. Aquí es donde se cayó brutalmente Axa Seguros. Su póliza de responsabilidad civil puede ser un producto inmaculado desde el punto de vista del consumidor, pero fue vendido ofreciendo una perspectiva distorsionada de las responsabilidades en el tema de la seguridad vial, fincando todas las culpas en los eslabones más débiles de la cadena. De acuerdo a la campaña, en un atropello los sufrimientos se limitan al bolsillo de los conductores. El asunto hubiera pasado colado si no existiera un trágico saldo de vidas en juego. La pornográfica cifra de víctimas de mal llamados accidentes de tránsito en México (no son accidentes los que se pueden fácilmente evitar) no es para hacer ¡ups, me equivoqué! No es un simple error -¡ups!- que la mitad de las víctimas sean peatones, ni que un acto que debiera ser rutinario, como andar en bicicleta en las ciudad, en la práctica sea una actividad de alto riesgo. Difícil decir ¡ups! frente a las bicicletas blancas que se esparcen por la ciudad, o frente a las anónimas cruces que florecen a un costado de nuestras avenidas más peligrosas.

La responsabilidad social de la empresa también implica aceptar la crítica ajena y saber enmendar el rumbo de manera decidida cuando hay una equivocación. Hoy en la mañana Axa se hizo eco de las masivas protestas de miles de personas que en su inmensa mayoría ni siquiera son potenciales clientes y retiró la cuestionada campaña. Vía Twitter su presidente ejecutivo reconoció el error y ofreció públicas disculpas -sin ambigüedades- a todos aquellos que se pudieron haber sentido ofendidos o molestos. Al menos yo creo que son honestas. Punto para la empresa: vivimos en un mundo en que aceptar las responsabilidades es una actitud cada vez más escasa. Punto también para todos aquellos que expresaron con vehemencia su malestar e hicieron valer los siempre pisoteados derechos de peatones y ciclistas en nuestras ciudades. Las empresas y sus agencias de publicidad tendrán que pensárselo mejor antes de ofrecer sus productos de alto impacto en la movilidad, y eso no es poca ganancia.

El siguiente paso será permear el discurso y acciones de nuestras políticas públicas, todavía diseñadas -al igual que la campaña- desde el lado de adentro del parabrisas. Algo se avanzó hoy.

Axa Seguros

2 Comentarios en ¡Ups! Axa y la responsabilidad social empresarial

  1. Mi estimado. Añadiría y puede dar para otro articulo el Green-lavado de los gobiernos y esas formas extrañas de ceder espacio público a empresas que luego administran bicicletas o hasta segundos pisos, bueno si hasta premios reciben de la sociedad civil. Extraños contubernios en un mundo que se asfixia en la actitud verde….
    saludos

  2. Buena exposicion y planteamiento del tema y el problema de comunicacion. Este tropezon mediatico nos presenta la oportunidad de involucrar a AXA y al sector asegurador en una campaña por incrementar la seguridad en nuestras calles y en nuestras ciudades disminuyendo la Velocidad Maxima permitida -en calles secundarias- a 30 KmH, y a que se establezca con claridad la piramide de preferencias y prioridades en las calles urbanas. Todo el sector asegurador y la sociedad deben subir su reclamo publico y vigoroso a los tres niveles de gobierno de hacer las necesarias modificaciones a los reglamentos de transito. Todos ganamos, inclusive los aseguradores, al reducirse los siniestros y disminuir su gravedad, asi los montos de las indemnizaciones y costos medicos y de hospitalizacion y la reparacion o reposicion de bienes patrimoniales se veran disminuidos.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: