El jefe de gobierno pinta, y luego cruza, un paso de cebra

Mancera Abbey Road

El jefe de gobierno posa y sonríe a la cámara. Su cara es la misma de los turistas que suben a una locomotora en un museo o meten la cabeza dentro de las fauces de una orca en un circo acuático, hechos excepcionales en la vida de una persona que merecen ser inmortalizados. Por eso la multitud, por eso las cámaras: el jefe de gobierno rara vez camina en su ciudad, rara vez usa sus pies para ir de un lado a otro de la calle. La ocasión es especial, tan especial que el mismo Miguel Ángel Mancera pintó –también fotografía mediante- las líneas de la cebra que sus pies cruzarían después emulando a los Beatles en el legendario cruce de Abbey Road. La pintura está fresca, alguien sigue trabajando mientras el jefe de gobierno levanta el pulgar –misión cumplida-, hace como que camina y sonríe a la cámara (nótese la cara de entusiasmo del funcionario que está a su izquierda).

Mancera Abbey Road 2

Un paso de cebra llevado a la categoría de gran obra pública: lo que en otros lados es simple mantenimiento, entrando en el terreno de las labores domésticas de un gobierno local, en el DF es motivo de noticia y foto correspondiente. Si nuestras autoridades –no sólo el jefe de gobierno- caminaran más seguido las calles de su ciudad, la sonrisa y la pose no serían necesarias. Si caminaran más seguido nadie se tomaría la molestia de pedir una foto ni de hacer de ella una noticia. Si caminaran más seguido quizás se pasaría del discurso correcto a una política concreta de fomento a la caminata y protección al peatón, traducida en un plan estratégico con objetivos, programas y metas medibles (¿a qué número pensamos reducir las más de 500 muertes por atropello que cada año hay en la ciudad?) Quizás la caminata urbana contaría con una institucionalidad adecuada y un presupuesto decente, la verdadera prueba del compromiso con un discurso. De momento sólo hay eso: palabras y una foto que se repetirá el próximo día internacional del peatón, fecha decorativa para lavar las culpas de todo lo que no se hizo los 364 días anteriores.

Palabras al cierre

Costó 180 mil pesos, más lo que se va a tener que gastar moviendo el armatoste de media tonelada por las 89 colonias de la delegación. Más allá de lo estrictamente estético, algo me dice que su utilidad es debatible.

Escultura Rey Peatón

Imagen: Milenio

3 Comentarios en El jefe de gobierno pinta, y luego cruza, un paso de cebra

  1. Es noticia y debemos celebrarla hasta q se vuelva parte del paisaje… Entonces ya no serán 500 muertos al año por atropellos, porque todos los pasos de peatones estarán adecuadamente demarcados y los coductores de coches entenderán la prioridad de los peatones en todos esos cruces. Por ahora, me parece bien que el jefe de Gobierno pinte cebras y se tome fotos emulando a Lennon. El mensaje llega lejos y lo mas importante: a el mismo y su equipo cercano. ¿Tendremos mas de una cebra demarcada cada día hasta el próximo día del Rey Peatón?

  2. En ves de estos desplantes de utileria, yo pido a MANCERA que cada semana un dia se translade de casa al ayuntamiento usando unicamente Transporte Publico, y otro dia usando unicamente bicicleta, y que cada semama caminara por dos distintas colonias, 5 cuadras de manera aleatoria, sin programacion, solo asi podra darse cuenta del estado de abandono en que mantiene a la ciudad, mientras hace sus numeritos ridiculos de nariz de payaso o de reproduccion fallida de la portada de Abbey Road.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: