Nuevo Aeropuerto: más allá del discurso grandilocuente

Propuesta de desarrollo metropolitano. Mucho más detalle no se encuentra en la página oficial del nuevo aeropuerto. Imagen: aeropuerto.gob.mx/

Propuesta de desarrollo metropolitano. Mucho más detalle no se encuentra en la página oficial del nuevo aeropuerto. Imagen: aeropuerto.gob.mx

Supongamos que las proyecciones son acertadas, y que el nuevo aeropuerto de la ciudad de México algún día atiende los 120 millones de pasajeros al año que sus impulsores pronostican. Si no son sólo números de fantasía, hay razones de sobra para estar preocupados.

Y es que una obra de esta magnitud deja de ser simple un lugar de despegue y aterrizaje de aviones. Programáticamente es una aerotrópolis que involucra mucho más que un terminal aeroportuario: comprende más bien la generación de un polo de desarrollo regional que concentra actividades más insertas en el contexto global que en el de la ciudad que las acoge. La aerotrópolis es aeropuerto, pero también ciudad empresarial y del conocimiento, centro de eventos y convenciones, museo y centro cultural. Más que lugar de paso, es destino en sí misma. Suena bien, pero para materializar todo este gigantesco potencial es necesaria planificación urbana y metropolitana de largo plazo, precisamente lo que en este proyecto brilla por su ausencia. Más allá del discurso rimbombante (“desarrollo con visión de presente y futuro”, “localización estratégica para el desarrollo”, “equilibrio urbano para la zona metropolitana”), la cruda realidad (o la escasa información disponible) dice que el plan estratégico del proyecto se centra exclusivamente en las instalaciones aeroportuarias. Del plan de inserción urbana y regional sólo hay palabras y renders arquitectónicos que todo lo aguantan.

Los números, el discurso, la fanfarria son de aerotrópolis, pero el proyecto (o lo poco que se sabe de él) sigue siendo de terminal aérea, inmensa, pero limitada en su potencial. Todo indica que la planeación dará pie a la improvisación y después a la regularización, ése siempre ha sido el modus operandi de esta ciudad. No se ve por dónde el nuevo aeropuerto cambie la historia.

Aeropuerto2

Lo que el nuevo aeropuerto promete. En caso de existir, documentos que respalden la oferta no son públicos. Imagen: aeropuerto.gob.mx

*Este es el original de una versión tijereteada sin mi consentimiento que se puede leer en la última edición de CódigoDF. Al parecer el problema es uno, que es tan pasado de moda que cree que los cambios a un texto siempre deben contar con la autorización del autor.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: